lunes, 20 de agosto de 2012

My Fair Lady...


Cuando uno vuelve a tener tiempo libre, y puede dedicar ese tiempo a aquello que le gusta, se da cuenta de que ese tiempo, donde mejor se aprovecha es viendo series y películas y leyendo libros y mangas, y así es como he pasado el tiempo en estos días de verano que no he usado para estar con los míos: poniéndome al día con mis cosas.

Precisamente por eso, hoy os vengo a hablar de un dorama. Si, si, ¿os acordáis de esas series coreanas y japonesas que me gusta tanto ver, y que dejé de ver en tiempo de exámenes? Pues precisamente una de esas cosas que he retomado han sido los doramas, y ya hoy os tengo una reseña de para vuestro deleite y disfrute.

El dorama en cuestión se llama My Fair Lady y aunque cuando lo empecé a ver no me llamó demasiado la atención, al final, he de decir, que me gustó mucho y que lo disfruté bastante.


My Fair Lady cuenta la historia de una joven chica rica llamada Kang Hye Nah, un tanto malcriada, que tras tener un accidente con un joven repartidor de flores, llamado Seo Dong Chan, su abuelo la obliga a tener a ese mismo joven como mayordomo ya que es el único capaz de meterla en vereda. El joven florista, también tiene un pasado truculento y les debe dinero a unos prestamistas. Para poder pagarles, decide aceptar el trabajo de mayordomo, y así tratar de seducir a la joven y de este modo, sacar el dinero para acabar con sus deudas.

Como ya he dicho, al principio no me llamaba mucho la historia, a lo mejor debido a que el protagonista, Yoon Sang Hyun (al que había conocido en Secret Garden como primo del protagonista) no me terminaba de llamar la atención, pero al final, no sé muy bien porque, la historia me fue atrapando poco a poco, y antes de darme cuenta, me tenía enganchada y con ganas de más. Finalmente, la historia terminó encantándome y cuando llegué a su conclusión descubrí que el final era francamente gratificante y que estaba encantada con el.

Además, al final, aunque no era del team Seo, si que al final me hice del team Lee Tae Yoon, el guapísimo abogado del que se enamora la rica Kang Hye Nah. También he de confesaros que el echo de que en la mansión también hubiese otros tres mayordomos guapísimos y super monos, que dan ganas de achucharlos, al final, hicieran que me terminara gustando más la historia (en serio, tengo un problema con los mayordomos XD)

Ahora que han vuelto los doramas a mi vida, he de deciros que este que he visto (o que he terminado de ver, dado que lo había empezado a ver antes de los exámenes) ha sido una delicia, y que cada día me gusta más haberme enganchado a este tipo de historias.

Esta es mi recomendación para comenzar de buena forma la semana, que ya nos quedan pocos días de vacaciones, y tenemos que disfrutarlos mucho.

Un beso enorme desde mí Mundo Mundano, con ganas de más buenas historias para pasar mi veranito.  

No hay comentarios: