viernes, 17 de agosto de 2012

Artemis Fowl. La hora de la verdad...


El miércoles pasado fue festivo en mi isla bonita, y aunque yo no pensaba ausentarme de mis obligaciones y tenía previsto sentarme aunque fuera un ratito frente al ordenador y escribir la reseña correspondiente, al final el “festivo” hizo mella en mi y acabé pasando el día tirada en la playa con los amigos para rematarlo finalmente acudiendo al cine a disfrutar de una buena película.

Hoy vuelvo a la brecha y os traigo una reseña de lo más literaria. Hoy, quiero hablaros de Artemis Fowl. La hora de la verdad.


Como alguno habrá podido deducir por alguna de mis anteriores reseñas, sabrán que la saga de Artemis Fowl es una de esas sagas que me han ido encantando desde que comencé a leerlas en su momento, sin embargo, esta última entrega me ha decepcionado un poco. La verdad es que esperaba algo mucho mejor, mucho más acorde con el resto de la saga, y más acorde con el final del sexto libro (el anterior), donde la historia se ponía un poco más interesante.

Sin embargo he de confesaros que esta última entrega me ha decepcionado muchísimo. Me ha dejado con un mal sabor de boca que aun no consigo terminar de digerir, y una serie tan fantástica, que me tenía completamente enganchada, me ha dejado con un palmo de narices, y a parte de que me ha costado muchísimo terminarlo de leer, cuando he llegado al final, mi único pensamiento ha sido “Se lo podía haber ahorrado”… y cuando me refiero a que se lo podía haber ahorrado no me refiero solo al final, sino al libro completo. A mi, personalmente, este no me ha aportado nada. No hemos descubierto nada nuevo e interesante, simplemente ha sido un poco de relleno… para mi, no ha habido nada de historia, y realmente me ha pasado con él como suele pasar en algunos casos con partes de una historia, solo que en este caso ha sido el libro entero.


Sabéis que siempre que hago una mala reseña suelo tratar de buscarle aunque sea una parte buena de todo lo dicho, pero sin embargo, me ha pasado en este caso como con Legado (el final de Eragon), que no he conseguido encontrarle ni una parte salvable.


Que le vamos a hacer, algunas veces, estas cosas pasan, y lo que uno espero que sea un gran final, o una muy buena continuación, te defrauda y te deja decepcionada. En este caso, esta séptima entrega del joven “delincuente” Artemis Fowl me ha dejado no solo decepcionada, sino hasta un tanto indiferente y ahora no espero con tanta impaciencia como me había pasado con los demás, la continuación (si es que la hay, porque tampoco estoy muy segura de eso), de esta saga que, hasta el momento de leer La hora de la verdad, me había tenido completamente enganchada.

Espero que, aunque mi crítica de la última entrega no haya sido buena, todos aquellos que aun no le han dado una oportunidad a este jovencito, se la den, porque los anteriores libros, bien que merecen la pena.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, esperando que vuelva el Artemis de antes, al que adoro muchísimo.        

No hay comentarios: