lunes, 17 de septiembre de 2012

El legado de Bourne...


Muy buen comienzo de semana a todos. Espero que este lunes se os plantee mejor a vosotros de lo que se me plantea a mí, y para ayudar a que no se haga la cosa tan cuesta arriba, hoy os traigo una reseñita  de cine.

La película en cuestión es El legado de Bourne, continuación de la saga Bourne.


Las cosas han cambiado, y ya no es a Bourne a quien seguimos en esta aventura, sino que ahora cambiamos, y vamos a acompañara a Aaron Cross en sus intentos por escapar de aquellos que lo crearon, y que ahora lo quieren ver muerto.

Siguiendo la tónica general de las anteriores películas, de las cuales me declaro abiertamente fan, la idea es que, a raíz de lo que les paso con Jason Bourne, la CIA ha decidido cancelar definitivamente el programa, y así comienzan a ser “eliminados” todos los agentes. Sin embargo, nos encontramos con Aaron, que trata de sobrevivir a toda costa, y escapar de aquellos que decidieron crearlo, y que, una vez decidido que no lo necesitaban, tratarán de matarlo.

Lo cierto es que, cuando me enteré que iban a seguir la saga sin Bourne me llevé una sorpresa al mismo tiempo que pensé que la cosa no iba a valer para nada la pena. Sin embargo, después de haber visto la película me di cuenta de que mis pensamientos estaban muy lejos de la realidad. Como los mismos creadores y productores planteaban, con el final de El ultimátum de Borune, Jason se hacía no solo famoso, sino que ya no tenía ese toque de espionaje y secretismo de las entregas anteriores, y ya no era posible tratar de “no llamar la atención”, como había ocurrido con todo lo anterior, así que ¿Qué iba a poder hacer ahora Jason?


Me parece que han sabido muy bien llevar la saga a otro nivel, cambiar la historia y el planteamiento, sin cambiar en realidad casi nada. Volviendo a los secretos y la acción “encubierta”, para que el resto del mundo no sepa lo que está pasando en realidad.

Si os gusta el cine de acción como a mí, y os gustaron las tres películas anteiores (El caso de Bourne, El mito de Bourne y El ultimátum de Bourne), estoy prácticamente convencida de que esta nueva entrega también os va a gustar mucho (aunque nada hay como los orígenes). Espero que os entre el gusanillo y os de por entreteneros un poco con esta nueva entrega.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, que hoy está un poco revolucionado con tanta “filosofía de la historia” y “muerte del arte”. 

viernes, 14 de septiembre de 2012

Somos chicos de menta...


Buenas tardes a todos. Llevo una semanita que no os podéis ni imaginar, así que, antes que nada, siento mi falta del miércoles pasado y espero que la cosa no vuelva a repetirse.

Hoy vengo con una reseña de lo más entretenida, o por lo menos, eso espero que penséis sobre ella , ya que vengo a hablaros sobre otro manga más de esos de Wataru Yoshizumi, que en mi afán por leer un poco más sobre sus historias, han caído en mis manos este verano. Hoy la cosa va sobre Somos chicos de Menta, una historia publicada por primera vez en 1997, que para mí ha sido toda una delicia leer.

En ella se nos habla sobre María y Noel, dos hermanos gemelos que son muy felices juntos hasta que María conoce a un chico del que se enamora, y decide ir a estudiar a un internado para estar más cerca de él. Noel no quiere separase de su hermana, pero en el colegio solo queda una plaza y es para una chica, así que, decide ponerse una peluca, una falda y hacerse pasar por la hermana gemela de María.

La historia es un lio de malentendidos y risas, dados los hechos de que, aunque todo el mundo se cree que Noel es una chica, el lector sabe que no es así, y va viendo como las cosas se van complicando y enredando, sin solución, aunque el protagonista no lo vea así.

El protagonista indiscutible de la serie será Noel, y su forma de ser y de actuar, tanto cuando interpreta a la chica como cuando se interpreta a sí mismo (más o menos), hacen no solo que las risas estén aseguradas, sino que además, disfrutes de casa página de la historia (o por lo menos, así ha sido en mi caso) Cada vez que pasaba una página, Noel se había metido en un nuevo lio, y eran tan graciosas las cosas que le iban sucediendo que no podía dejar de reírme.


Como habéis podido comprobar, me ha gustado mucho la historia, y la pongo a la altura de Marmalade Boy. Estas dos, sin lugar a duda, son, de momento, mis historias favoritas de Wataru, y son las típicas que leeré una y otra vez, porque me ha enganchado totalmente.


Espero que os animéis y le deis una oportunidad a los Chicos de Menta (título que me llamaba tan poco la atención) porque merece la pena.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, y espero que Noel os haga reír y disfrutar tanto como me lo hizo a mi.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Nodame Cantabile...


Muy buenas tardes a todos. Espero que me sepáis perdonar por haber desaparecido sin dar señales de vida el pasado viernes, pero tuve un día bastante ajetreado y sinceramente, no solo que salí de casa a las 08:00 de la mañana sino que además llegue a las 00:30 y estaba tan cansada que lo único que pude hacer fue meterme en la cama.

Hoy, para resarcirme y empezar bien esta primera semana de vuelta a la rutina, os traigo la reseña de un gran dorama. De un dorama tan grande que aun lo recuerdo y me parto de risa. El dorama en cuestión se llama Nodame Cantabile y os puedo decir que desde el primer capitulo hasta el último (sus 11 capítulos y sus 2 especiales), las risas no solo están aseguradas sino que serán tan estrepitosas que hasta tu madre se enganchará y terminareis viéndola juntas.



La serie nos cuenta la historia de Noda Megumi, más conocida como Nodame, una estudiante de piano de la Academia de Música. Aunque es extremadamente talentosa, ya que es capaz de tocar de oído, tiene muchos problemas, tanto a lo hora de interpretar las piezas siguiendo debidamente las partituras, como a la hora de alimentarse, bañarse e incluso mantener limpia su casa. Por otro lado, tenemos a Shinichi Chiaki, el alumno más talentoso de la Academia. Sin embargo, éste también tiene sus problemas, y no solo porque es estudiante de piano, aunque lo que realmente quiere es estudiar para ser Director de orquesta, sino porque su sueño es poder ir a estudiar al extranjero, pero, por culpa de un accidente sufrido cuando era niño, no es capaz de subirse ni en un avión ni en un barco para poder salir de Japón.

La historia comienza precisamente cuando Chiaki se cruza en el camino de Nodame, y esta cae completamente enamorada del joven y trata, por todos los medios de acercarse a él, por mucho que este la rechace y la trate un poco al trancazo.

Conocí esta serie a través de su anime, y lo cierto es que me enganchó enormemente, sin embargo, y debido a un contratiempo, me quedé a medias. Así que imaginad que feliz fui cuando conseguí este dorama, que además, está tan bien recreado (tan fiel al anime y a los pocos tomos que he podido ver del manga) que me enganchó desde el mismísimo comienzo.


Nodame es una serie para reír, pero también hay cosas que te hacen reflexionar, como siguiendo tus sueños, por muy inalcanzables que te puedan parecer, finalmente se llegan a conseguir con perseverancia y ganas.

Además, y como siempre digo, en esta ocasión también tenemos un prota masculino bastante guapillo, que hará las delicias de más de uno a la hora de ver cada uno de los capítulos.



Recomiendo muchísimo este dorama porque, como ya he dicho, son de esos que te van a hacer reír muchísimo.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas?...


Muy buenos días tengan hoy todos. Hoy hago pausa entre mi ajetreada agenda para traeros una reseñita literaria de esas que tanto me gustan. Además, hoy vengo con un género que no es solo nuevo en el blog (creo recordar que no he reseñado nunca nada de este estilo) sino que, prácticamente, es nuevo para mí, y que, he de deciros, aunque cogí con bastante reticencia, al final me ha gustado mucho. Os hablo de la ciencia-ficción y del libro ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? (Blade Runner)

La ciencia-ficción, como género cinematográfico lo tengo más que asimilado, y no solo eso, sino que es uno de esas géneros de los que me encanta disfrutar, pero, siendo sincera con vosotros, nunca antes había leído nada de este estilo. No por que pensara que no pudiera disfrutar con él, sino porque mi genero favorito es la fantasía, y me he dado cuenta que suelo salir muy poco de este y adentrarme en otro tipo de relatos (lo cual no implica que de vez en cuando lea cosas de otros géneros)

Bueno, a lo que viene la reseña. Hace años vi la película de Blade Runner, y lo cierto es que me gustó bastante, así que, cuando Dani me dijo que leyera el libro, no se me ocurrió decir que no. Al principio me encontré con algo nuevo que para mí no tenía demasiado sentido, y eso que soy de esas que creen en hadas, vampiros, licántropos, brujas y mundos de fantasía, pero esto, no sé porque, me dejó un poco descolocada. Sin embargo, y tras centrarme un poco más, y pensar en que, aunque no tenga costumbre, esto es otro mundo de fantasía, por así decirlo, comencé a cogerle el gusto a la historia, y poco a poco me fui poniendo en la piel  Rick Deckard y de cómo se debe vivir en un mundo asolado por el polvo radiactivo provocado durante la Guerra Mundial Terminal y que ha provocado que la mitad del mundo se vaya de la tierra a otras colonias, que los animales prácticamente hayan desaparecido y que los androides campen a sus anchas por ahí, emulando a los humanos.

Sin embargo, y pese a que en conjunto, la novela me gustó mucho, he de decir que hubieron varios aspectos que no terminaros de hacer mella en mi. Uno de ellos fue, precisamente que, al ser una novela escrita en 1968, Philip K. Dick puso como año de estos sucesos futuristas 1992, y claro, uno, leído esto, no puede llegar a meterse del todo en la historia. Supongo que es una tontería, pero a mí me chocó. Es por esa razón precisamente por la que me gusta que no se determinen las fechas en las novelas, porque así siguen siendo creíbles pasen los años que pasen. Al no poner una fecha concreta, Philip podía haber hecho un futuro probable no sé sabe cuándo, pero al acotarlo a 1992, fecha que pasó hace mucho tiempo, me deja con una especie de “trauma”, y hace que no me llegue a poder creer la historia completamente.


Por otro lado he de decir que, al igual que al comienzo la historia no me llegó a llegar, y se me comenzó haciendo un poco lenta, el final de la misma me dejo un poco patidifusa, y descubrí que, lo que durante la trama de la misma, me había enganchado y encantado, de repente, se quedaba en nada, y volvía a enfrentarme a un final que se me hizo un poco largo y sin sentido.

Pese a estos pocos inconvenientes, en computo general, la historia me gustó bastante, aunque he de decir que me sigue gustando más la película (pese a que se aleja bastante de la historia original) y que aunque recomiendo su lectura, sugiero que, aquellos que no son fans de las historias de ciencia-ficción, mejor se abstengan de pensar si los androides sueñan realmente con ovejas mecánicas o no.

Un saludo enorme desde mí Mundo Mundano, que, pese a todo, no sueña con ovejas mecánicas de ningún tipo.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Sherlock Holmes y Sherlock Holmes: Juego de Sombras...


Muy buenas damas y caballeros. Hoy los invito a adentrarse en una de mis nuevas pasiones. Culpable de mi nueva faceta friki por este antiguo personaje es, principalmente, Laura Elena, pero pese a todo, supongo que he de darle las gracias por hacer que un personaje que antes me llamaba bastante la atención ahora me apasione como lo hace. De Todas maneras, hoy vengo hablaros de cine, y no por cortesía de Laura, sino más bien de mi maravilloso novio, con el que recientemente he visto no una, sino dos películas relacionadas con este personaje carismático, entretenido, y en ésta versión de la historia, un tanto lunático. Os hablo de las dos  películas de Sherlock Holmes y Sherlock Holmes: Juego de Sombras.



Como ya he dicho, ya de antes me había llamado siempre un poco la atención el personaje y he visto algunas de sus otras adaptaciones cinematográficas, así como un par de series de anime (incluyendo una llamada Conan, en que, aunque no es el personaje de Sherlock el que aparece, la investigación de los casa, y el personaje en sí mismo, tienen mucho que ver con el escritor inglés, Sir Arthur Conan Doyle.

Estas nuevas adaptaciones, con Robert Downey Jr., en el papel de Sherlock y Jud Law en el papel de Watson, me han parecido, francamente geniales. Supongo que aquellos que han leído antes las novelas de este personaje y saben como es, a lo mejor, esta nueva reinvención no les parece tan fiel al original, y les puedan disgustar, pero, sinceramente, como ya os he dicho, a mi me parece que las adaptaciones son geniales.

La manera de ser de Sherlock, un tanto alocada y desquiciante, así como las maneras, un tanto más formales y recatas de Watson, pero aun así, igual de loco e impulsivo hacen que te llame mucho la atención la historia y sus formas. Me han gustado mucho, tanto la una como la otra, aunque, bien es cierto que la segunda, me gustó mucho más, tal vez por tener en ella al  profesor Moriarty como malo tras todos los sucesos.

 Puede que muchos condenen estas adaptaciones del clásico, pero, en mi opinión, son una buena forma de acercar al personaje a las nuevas generaciones, que a lo mejor, podrían ver un tanto desfasadas sus formulas en las novelas o en las anteriores adaptaciones. A mí, por lo menos, me ha despertado más aun la curiosidad, y ya tengo en mi poder todas la novelas y relatos de Conan Doyle para sumergirme más aun en esta historia, y estoy a la espera de la llegada inminente de la nueva serie de la BBC, que según Laura, me va a enganchar muchísimo, y de la cual os hablaré a su debido tiempo.


Un saludo desde mí Mundo Mundano, con ganas de que vosotros también descubráis al loco y fantástico Sherlock y a su inseparable compañero Watson.