miércoles, 1 de agosto de 2012

El Castillo Ambulante...


Tras mi última incursión en el mundo del cosplay, creo conveniente hablaros un poco sobre el anime en que se basaba mi cosplay de este año. Es una película de Studio Ghibli, basada en la novela británica de Diana Wynne Jones (que también me encantó cuando la leí) llamada Howl no Ugoku Shiro (El Castillo Ambulante)

Ésta es, sin duda, la obra que más me gusta de Studio Ghibli (sin contar con Mi vecino Totoro), y cuanta la historia de la joven Sophie , de 18 años, que trabaja en una sombrerería de una ciudad europea que se encuentra en guerra. Es una chica tímida, muy callada, lo que le hace poco dada a socializar con sus otras compañeras de trabajo. Un día que acude a visitar a su hermana  es acosada por dos soldados y rescatada por un joven misterioso. Tras este encuentro, al volver a casa, la Bruja del Páramo,  que vio el rescate de la joven por el muchacho misterioso, que no es otro que el mago Howl, deja caer sobre esta un terrible maleficio  que la vuelve anciana, por lo que decide viajar a los páramos en busca del llamado Castillo Ambulante, hogar de Howl, donde podrá tratar de contrarrestar el maleficio y volver a su estado normal.


La historia me encanta, y aunque en el libro se cuenta mucho más que en la película, con lo cual sabes un poco más de todo lo importante (la motivación de Howl, la forma de ser de Sophie, etc), lo cierto es que la película es enormemente maravillosa. Tiene unos dibujos y un colorido fantástico y la manera en que te sumerges en la historia gracias a los dibujos de Studio Ghibli hace que la historia cobre aun más vida.

Tanto Shopie como Holw son los mejores personajes principales que podían existir, sin embargo no podemos olvidarnos de Calcifer , el simpático demonio de fuego que sustenta al Castillo, o al cariñoso Marco, el joven discípulo de Howl o incluso al divertido Navet, un espantapájaros  que siempre trata de ayudar a Shopie, ya que él también sufre un maleficio.

Lo cierto es que recomiendo encarecidamente tanto la película de animación como la novela, porque ambas harán las delicias de todos aquellos a los que les guste la magia y un poco el estilo steampunk basado en la época victoria (algo que a mí, personalmente me encanta, como muchos pueden averiguar leyendo un poco de mi blog), ya que tanto la película como la novela, tienen mucho de ello.


Un saludo desde mí Mundo Mundano con ganas de que Howl vuelva a bajar del Páramo para llevarme a dar una vuelta en su maravilloso Castillo Ambulante.

2 comentarios:

Elwen dijo...

Recuerdo que vi esta peli en el cine e inesperadamente me encantó. Confieso que no soy una fan loca de todo lo que saca Ghibli (¡mátame!) y rara vez me llaman la atención sus pelis pero me alegro de que casi fuera una obligación ir a ver esta porque es una preciosidad. De la novela no puedo hablar porque con esa sí que no me he animado.

Amixam dijo...

No te voy a matar mujer. A mi tampoco me gustan todas las pelis de Ghibli (si te soy sincera, a mi no me gustó nada el Viaje de Chihiro, y por lo visto es la que más le gusta a todo el mundo), pero esta es una película tan maravillosa que es imposible que no te pueda gustar.
Si te gustó la peli, yo creo que te va a gustar el libro, así que si tienes la oportunidad, prueba.

Un beso enorme