lunes, 22 de diciembre de 2014

Felices Fiestas...

Muy buenas a todos.

Con motivo de las fiestas, el blog va a permanecer cerrado desde hoy, hasta el lunes 12 de Enero

Espero que me disculpéis por la ausencia fiestera, pero sobre todo, que paséis una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo (y que los Reyes os traigan muchos regalitos XD)



¡Hasta el año que viene!


Un saludo desde mí Mundo Mundano, que os desea mucho amor, paz y felicidad… 

viernes, 19 de diciembre de 2014

Downton Abbey...

Buenas, buenas, buenas… siento que el lunes no pudiera pasarme por aquí, pero no es que estuviera ocupada, sino lo siguiente, y me fue completamente imposible sentarme delante del ordenador para actualiza. Ahora llega el fin de semana de nuevo, y es momento de disfrutar y tener algo que hacer durante este tiempo de esparcimiento… así que, nada mejor que una buena recomendación, y como ya os he dado mucho la vara con eso de que pronto os hablaría de Downton Abbey, mejor lo hago ya XD.


Downton Abbey es una serie dramática inglesa, que arranca en el año 1912, cuando, la vida en el condado de Downton, Yorkshire, cambia drásticamente cuando el futuro heredero muere en el hundimiento del Titanic. El nuevo heredero es un joven abogado de clase media llamado Matthew, primero lejano del conde Robert Crawley, que tiene el derecho de heredarlo todo ya que el conde no tiene hijos varones, y sus tres hijas, Mary, Edith y Sybill, no pueden heredar. Este vuelvo de la fortuna no agrada a los miembros de la familia ni a los criados, creando situaciones y malentendidos de los más dispares.

La serie se desarrolla alrededor de la vida de la aristocrática familia del conde Grantham, su madre, su esposa, sus tres hijas y otros pariente y amigos, así como sus números criados, a principios del reinado de Jorge V, en las primeras décadas del siglo XX, y tiene como cuestión de fondo el destino de los bienes de la familia, y de sus múltiples criados.

No sé si es que siento un amor demasiado profundo por todas las series británicas o qué, pero lo cierto es que en cuanto empecé a ver la serie, me enganché de una manera tan grande que, en apenas dos semanas ya me había visto las cuatro primeras temporadas (las que están en español), y ya estoy mordiéndome las uñas a la espera de la nueva temporada.

La serie engancha totalmente, porque la historia es muy buena, y los personajes son realmente fantásticos. Yo y el amor que siento por los actores británicos, hacen que cada uno de los personajes (hasta los más villanos de ellos), sean absolutamente geniales, y te enganchen sus vidas y problemas completamente.

Tanto la estética, como la música hacen de la visión de conjunto algo realmente magnífico, y el hecho de que el tiempo en la serie vaya pasando de una manera tan sutil, que sin darte casi cuenta, van transcurriendo los años (cambios que vas viendo gracias a las ropas, las actitudes, y los momentos transcendentales de la historia, como la guerra) hacen que la historia sea aún más creíble.


Mi única queja con respecto a la serie es que, al igual que G.R.R. Matin, cada vez que me enamoro de un personaje (ya sea masculino o femenino), sufre una tragedia que no veas, así que es difícil encariñarse con alguien, ya que sabes que si lo haces, algo va a pasarle.


De resto, la serie es absolutamente genial, y no tengo ninguna crítica mala de ella, porque, como ya he dicho, tanto la historia, como los personajes, son absolutamente magníficos, y no es que os recomiende la serie, sino que os obligo a verla a todos, y a disfrutar de ella.


Un saludo enorme desde mí Mundo Mundano, donde se espera con impaciencia que estrenen ya la quinta temporada.   

viernes, 12 de diciembre de 2014

El regreso del Caballero Oscuro...

Muy buenas a todos. Llega el viernes y por ello hay que pensar en algo molón para actualizar, así que nada mejor que tener a mi super héroe favorito a mi lado, y tratar de combatir el crimen una vez más, antes de que se acabe el año. Por eso hoy vengo a hablaros sobre El regreso del caballero oscuro.

Bruce Wayne es un cincuentón que hace diez años que abandonó sus vida como Batman y se retiró de la lucha contra el crimen. Ahora, incapaz de reajustarse a una vida normal, se involucra temerariamente en carreras automovilísticas suicidas, al tiempo que Gotham está siendo asediada por una banda callejera que responde al nombre de Los Mutantes. Mientras, todos los héroes han desaparecido, incluido Superman, que sigue activo, pero invisible al público gracias a una pantalla de censura en los medios de comunicación, levantada por el gobierno, para el cual trabaja. Un encanecido Comisario Gordon anuncia su retirada del servicio activo en pocas semanas… y con todo esto, se produce un regreso de Batman que no se sabe bien si quiere proteger la ciudad o morir en una llamarada de gloria. Ya no es tan rápido ni tan ágil, pero es más inteligente y está más seguro de sí mismo. Como si este fuera el detonante, sus peores enemigos resurgen, volviendo a la carga, y aparece un último Robin, una chica llamada Carrie Kelley que viene para recordar a Batman lo que es tener que preocuparse por alguien más, y que se preocupen por él.

El comic cuenta con cuatro historias: El regreso del Señor de la Noche, El triunfo del Señor de la Noche, A la caza del Señor de la Noche y La caída del Señor de la Noche. Cuatro historias que te enseñan que pasa con los super héroes y los villanos con el paso de los años, que te muestran como estos siguen siendo necesarios, pese a todo, porque por mucho que pasen los años, la gente siempre olvida, y vuelve a cometer los mismos errores de antaño.


Antes de leerme este magnífico comic, vi las dos películas de animación (reproducción totalmente fiel del mismo), y ya que las películas me gustaron, el comic no podía hacer otra cosa que encantarme. Me ha gustado muchísimo tanto la trama que se plantea, como el dibujo de la misma, porque hacen que el conjunto sea absolutamente genial. La simbiosis entre las dos cosas hacen de la historia algo totalmente adictiva, que desde el principio sabes que te va a enganchar, y hasta que no llegas al final, no puedes dejar de leer. Los puntos humorísticos de la misma, hacen que uno se fije en cada detalle, para descubrir cada uno de ellos, que aunque se ocultan a simple vista, están completamente presentes en cada una de sus páginas.

Una de las cosas que más me gustó fue la incorporación a las filas de la lucha contra el crimen, de la joven Robin, que por una vez es una chica, y hace que me sienta identificada con ella. Lo sé, hay millones de super heroínas femeninas, pero ¿qué le vamos a hacer si a mí quien me gusta es Robin? Sé que en realidad no es un super héroe por derecho propio (excepto el primer Robin, que termina convirtiéndose en Nightwing), pero no sé, supongo que será simplemente que, siempre me ha gustado eso de ser el ayudante del Caballero Oscuro, y que por eso Robin ha tenido en mí una atracción que nadie más ha conseguido, y el hecho de que, por fin, una chica sea la que ocupa ese puesto, me ha parecido lo más genial que podía pasar nunca.

Sobre todo, creo que la historia en sí misma, es muy buena, y que debería ser tenida en cuenta por todo el mundo al que le gusta este este magnífico héroe o anti héroe, según como lo vea cada uno.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde el Señor de la Noche seguirá presente, para siempre. 

lunes, 8 de diciembre de 2014

No culpes al karma de lo que te pasa por gilopollas...

Muy buenas a todos, y bienvenidos una semana más a esta casa de locos.

Hoy vengo dispuesta a haceros reír… o por lo menos a que os entren unas ganas locas de leer un librito que estoy más que segura de que os hará reír, porque a mí me hizo partirme de la risa y casi devorar el libro en pocos días, porque era una lectura tan adictiva que no podrás dejarla ni un solo momento hasta que llegues al final de la misma. Hoy vengo a hablaros sobre No culpes al karma de lo que te pasa por gilopollas, de Laura Norton.

"Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Series capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante… ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.
Te podríamos contar con más o menos gracia de que va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos…
Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especia de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver…"

Pero mejor no te lo contamos porque te gustaré leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.


¿Y sabéis que? Que esta sinopsis tenía toda la razón. Si ya me había reído con el título de esta novela, cuando comencé a leerla, me enganchó completamente, y a medida que las páginas iban pasando a una velocidad inmensamente rápida, porque en vez de leerlas, parecía que estaba devorándolas, la cosa mejoraba más y más, y estaba completamente enganchada a la historia y a su protagonista, y me reía con cada una de las situaciones que le pasaban a la pobre, así como con sus pensamientos, y es que, aunque no he vivido la misma situación que ella (porque para vivir las cosas que le pasan a la pobre Sara, tendrías que tener una vida llena de “momentos raros, raros, raros”, me sentía completamente identificada, y estoy segura de que si yo fuera como ella, y me pasara lo que le pasa, actuaría exactamente igual.

Porque, como dice muy claramente el título de la novela, no podemos culpar al karma de las cosas que nos pasan a diario por ser gilopollas. Porque en muchas ocasiones queremos culpar a cualquier otra cosa, en vez de a nosotros mismos de las cosas que nos pasan, cuando en realidad deberíamos pararnos a pensar las cosas y darnos cuenta de que cuando las cosas nos salen mal, la culpa, por lo general, es solamente nuestra.

Este libro es realmente una delicia, no solo porque te ríes de lo lindo con él, sino porque te hace reflexionar sobre muchas cosas, unas reflexiones divertidas, pero reflexiones al fin y al cabo.

Cada uno de los protagonistas están perfectamente construidos, y son realistas a más no poder, haciendo que sientas compasión, cariño, odio, amor y empatía por cada uno de ellos, de manera que, cuando terminas de leer el libro, ya los sientes a todos como parte importante de tu vida, y permanecen a tu lado mucho después de haber terminado de leerlo.

Espero que con todo esto, os entren las mismas ganas locas que me entraron a mí de leerlo, y corráis a haceros con un ejemplar ya mismo, porque como os he dicho, merece mucho la pena.


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde agradezco cada día este tipo de historias que me sacan una sonrisa desde el título hasta la última página.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Divergente...

Muy buenas todos. Otro viernes por aquí para recomendaros algo que hacer en este fin de semana largo (para la mayoría, porque yo tengo que trabajar todos los días), y es por ello que hoy os vengo con una película de la que podéis disfrutar en casa, tranquilamente, en el sillón, envueltos en una mantita, y con un gran bol de cotufas (palomitas para todos los que no son de Tenerife). La peli de la que os vengo a hablar no es otra que Divergente, primer parte de la trilogía de libros de Veronica Roth.

Divergente cuenta la historia de Beatrice Prior, una chica de 16 años, que vive en una sociedad que, tras sufrir algún tipo de desastre, ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaros a la guerra: Cordialidad, Erudición, Verdad, Abnegación y Osadía. A los dieciséis años, los chicos deben hacer una prueba que determinará a cuál de las cinco facciones pertenecen. La difícil elección que tendrá que hacer Beatrice, marca el inicio una historia en la que no se tiene únicamente que enfrentar a las duras y difíciles pruebas de iniciación de la facción elegida, sino que tendrá que hacer frente a ella misma, y descubrir que es ser una Divergente, sin ser descubierta.

Lo cierto es que, aunque he leído muchas críticas sobre esta trilogía, en realidad no le había prestado demasiada atención hasta este momento. Yo soy más de fantástica, y lo cierto es que el resto de géneros necesitan llamar mi atención de manera muy llamativa como para que termine prestándoles atención (como me pasó con Los Juegos del Hambre, que necesité que mis amigas me insistieran mucho, y me prestaran el primer tomo, para que me enganchara a él como una condenada). 


Divergente, como adivinaréis no llegó a captar mi atención en un principio, y cuando se estrenó la película pensé “a ver si la veo”, pero tampoco es que fuera algo que me llamara demasiado… hasta que tuve vacaciones, y entonces, decidí que ya que tenía tiempo, podía echarle un vistazo…


Mi sorpresa llego cuando no solo descubrí que la película era muy buena, tanto la historia como los actores elegidos (aunque no puedo decir que se parezcan a los de las novelas, porque aún no me las he leído), sí que puedo decir que son personajes a los que te puedes creer (y son buenos actores, más de lo que se puede llegar a decir de algunos elegidos para interpretar a algún que otro personaje de la literatura, que deja mucho que desear… y no quiero citar a nadie en particular), y que en general, la trama me ha llamado mucho la atención.

Es cierto que, mucha de la gente que se ha leído los libros, al escuchar que a mí me había gustado la película, me han dicho que esta es muy mala, en comparación con los libros, y que debería prestarle toda mi atención a estos, y nos a la adaptación cinematográfica, porque no está a la altura de estos, y lo cierto es que, aunque han conseguido que me entren unas ganas locas de leer los libros, creo que la película es buena, y que a todos aquellos a los que no les gusta la lectura, tienen la oportunidad de disfrutar de una magnífica historia como esta, gracias a la adaptación cinematográfica.

Y como últimamente no hago sino volver a Downton Abbey cada dos por tres, no podía dejar de mencionar que Theo James, actor que interpreta al fantástico Cuatro en la misma, hizo mis delicias en uno de los capítulos que más me gustó de Downton, haciendo de diplomático turco.

Creo que la película está muy bien, y aunque en esta ocasión lo he hecho al revés (primero he visto la adaptación, y ahora espero poder leer los libros), opino igualmente que la película es muy buena, y es por ello que os la recomiendo encarecidamente.



Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde espero volver a recuperar la normalidad poco a poco.  

lunes, 1 de diciembre de 2014

Norte y Sur...

Muy buenas a todos.

Primero: quiero pedir perdón por haber faltado a mi cita del viernes pasado, pero esta vez he de decir que no fue culpa mía, sino del temporal, que me dejó sin luz, y por consiguiente, imposibilitada para poder actualizar.

En segundo lugar, hoy era el día que pensaba poner la lista de participantes en el concurso del mismo, pero dado que al final solo se ha apuntado una persona (y no culpo a nadie más que a mí misma de la falta de participación en dicho concurso, por culpa de mi falta de constancia a la hora de actualizar el blog, por lo que veo normal que mis seguidores no se hayan enterado de mi vuelta y del mencionado concurso), por lo que, y a falta de personas para celebrar el sorteo, simplemente diré:

ENHORABUENA LILLU. 
HAS GANADO UN EJEMPLAR DE LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO.
Espero que lo disfrutes mucho.

Tercero: Dado que ya no tengo que publicar la lista de los concursantes, supongo que me podría poner y escribir la reseña que tenía preparada para el viernes, así que a ello me pongo, aunque crea que nadie está ahí para leer mis chorradas… supongo que seguiré escribiéndolas, solo porque me gusta, y me lo paso bien haciéndolo. Así que, sin más dilación, aquí os traigo la reseña de una miniserie de la BBC que tarde mucho tiempo en ver (sobre todo porque hace más de un año que me la recomendaron), y que ahora solo puedo arrepentirme de no haberla visto mucho antes. Hoy os traigo la reseña de Norte y Sur.

Margaret Hale, una joven del sur de Inglaterra, se traslada junto a su familia a una ciudad industrial del norte. Allí deberá adaptarse a costumbres totalmente distintas, conocerá a gente de distintas clases sociales, en plena revolución industrial. Se enfrentará a uno de los mayores manufactureros de la ciudad, John Thorton, que, además de ser dueño de una de las fábricas más importantes de la ciudad, será alumno y amigo de su padre. Ella tendrá que ir dejando atrás sus prejuicios e irá conociendo no solo al dueño de la fábrica, sino a los trabajadores más humildes de la misma, y se verá arrastrada un poco en las dos direcciones.

Me ha dado cuenta que, cuando me da por una temática, me da fuerte que no veas, y después de la enganchada que me he pegado a Downton Abbey (de la cual espero hablaros en la próxima actualización sobre series), me da por ponerme histórica, y meterme de lleno en las series ambientadas en periodos pasados, principalmente de la historia inglesa.


Así ha sido como, antes de darme cuenta, por fin me he puesto y he visto esta magnífica miniserie, de tan solo tres episodios, sobre el inicio de la era industrial en el norte de Inglaterra.

La serie no es únicamente un magnífico ejemplo de historia, sino una bonita historia de superación, aceptación y amor (vamos, todo lo que me gusta), en la que se mezclan las cosas que más me gustan: la galantería propia de los siglos pasados, y los trajes realmente maravillosos (aunque en esta ocasión, se reducen bastante, por eso de que lo que más sale en la serie son las clases trabajadoras)


La historia de Norte y Sur es una historia preciosa, llena de altibajos y momentos en los que odias sobre manera a Margaret o en cambio, odias por encima de todas las cosas a John. Solo al final te enamorarás perdidamente de ambos, y descubrirás que no solo la unión hace la fuerza, sino que juntos es como mejor se está.

Además, llegarás a querer muchísimo a algún que otro personaje, como el grandioso Brendan Coyle, del que me enamoré perdidamente en Downton Abbey, por su carácter y manera de ser, que en esta ocasión interpreta al jefe del sindicato, siendo tan maravilloso y encantador como en su papel como ayuda de cámara en Downton.


La serie me ha parecido una auténtica delicia, sobre todo porque me ha hecho conocer una faceta del actor Richard Armitage, que no había descubierto en las películas del Hobbit, y que me ha fascinado.
Ahora he descubierto que esta serie está basada en una novela, y ya estoy deseando hacerme con ella, porque de verdad que quiero volver a revivir esta magnífica historia a través del papel.

Espero que con todo esto, os entren ganas de verla, y que la disfrutéis tanto como la he disfrutado yo.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde espera con impaciencia la vuelta de todos…