miércoles, 29 de junio de 2011

Tú...

Llevo días pensando en como hacer esta reseña, y aun hoy, delante del ordenador estoy tratando de poner mis ideas en orden para poderos expresar que es exactamente lo que me trasmitido este libro. Os hablo de de Charles Benoit.

Se trata de un libro pequeño, finito, de rápida lectura, pero que implica un millón de cosas, que nos hacen tener mil y un pensamientos distintos, y que si sois como yo, os dejará planteándoos un millón de cosas durante más de un mes.

es un libro diferente, que se te narra en una primera persona, de una manera un tanto especial, donde no hay apenas diálogos, y únicamente nos enfrentamos a los pensamientos de Kyle, sobre los hechos y situaciones que le van pasando en unas pocas semanas/días.

Tiene un final sorprendente (o por lo menos para mi lo fue), y sin darte cuenta, has llegado hasta ese desenlace que esperas que no llegara, y al mismo tiempo necesitabas.

Kyle es un gran personaje, que se desarrolla de una manera tan magnífica en tan pocas páginas, y que te deja, por lo menos en mi caso, totalmente prendada de él, y quieres ayudarlo en todo momento, en cada paso del camino.

Espero haberme podido expresar lo suficientemente bien, sin llegar a desvelar nada de esta magnifica y corta historia, que creo que puede hacer las delicias de más de uno.

Por hoy es todo, ahora me voy a leer un poquito, y estar en la buena compañía de Jace.

Un saludo enorme desde mí Mundano Mundano, con la vista puesta en el ocho de julio para poder ser finalmente libreeeeeee.

PD: Muchas gracias Elwen por este magnífico prestamo... sin tí no habría descubierto a Kyle.

sábado, 25 de junio de 2011

Blacksad...

Hace poco me leí el cuarto volumen de un cómic que realmente me enamoró desde su primerísima página, no solo por su fantásticas ilustraciones, sino por su trama trepidante, y su manera de contar unas historias tan enigmáticas y fabulosas. Os hablo de Blacksad, un cómic con guión de Juan Díaz Canales y dibujo de Juanjo Guarnido.

Ambientado en los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, la trama nos narra las diferentes casos a los que se enfrenta el detective John Blacksad.

Uno de los encantos y delicias de la serie, es principalmente el hecho de que los personajes de la misma son todos animales antropomórficos, con unas caracterizaciones tan humanas, y cuya trama engancha de tal manera, que hace que estas historias, de género negro, nos transporten directamente a ese mundo, sin cuestionarnos en ningún momento nada.

Blacksad: un lugar entre las sombra, es la primera entrega de esta serie, que nos cuenta la historia de de cómo Blacksad investiga el asesinato de una actriz con la que mantuvo una relación sentimental en el pasado.

En Blacksad: Arctic-Nation, segundo volumen de la saga, conocemos el caso en que Blacksad es contratado para esclarecer el secuestro de una niña negra, de nombre Kyle, en un barrio con tremendas tensiones raciales entre blancos y negros.

En Blacksad: Alma Roja, el tercer volumen, la historia se sitúa en momentos previos a la caza de brujas del Macarthismo, cuando Blacksad regresa a su ciudad natal después de trabajar como guardaespaldas para el anciano y rico Hewitt Mandeline.

El último volumen de la saga (de momento) es Blacksad: El infierno, el silencio. Blacksad es contratado por Fausto Lachapelle, un productor de música jazz, afectado de cáncer, para que encuentre a Sebastian "little hand" Flecher, un talentoso músico adicto a la heroína que se caracteriza por que su brazo derecho es significativamente más corto que el izquierdo, que ha desaparecido misteriosamente abandonando a su mujer embarazada.

Cuando me prestaron este último, me dijeron que era el más flojito de los cuatro, sin embargo la trama a mi me gustó mucho, no sé si por el hecho de que este está ambientado en Nueva Orleans, y tiene de por medio todo el tema del vudú, y esas cosas.

Bueno, únicamente me queda decir que es un comic realmente fantástico, al que deberíais dar una oportunidad cuando podáis, porque de verdad, creo que os puede gustar.


Un saludo desde mi Mundo Mundano, en el cual, las pausas entre apuntes, se me hacen muy cortitas

lunes, 20 de junio de 2011

X- Men. Primera Generación...

Hoy tengo el día medio tontuco, y entre apuntes y proyectos “costuriles”, y no tan “costuriles” ando metida, he decidido que tenía que hacer una pausa para pasarme por aquí a traeros una de esas reseñas que se me pasan por la cabeza de vez en cuando.

Hoy toca película, y es que he decidió que para que no me pase como con las anteriores, que las reseñe “casi” un mes después de haberlas visto, os traigo aquí la reseña de X-Men. Primera Generación.


No sé si será porque últimamente voy a ver las películas de superhéroes con pocas expectativas, pero lo cierto es que os he de confesar que me gustó muchísimo.

Los X-Men son de mis superhéroes favoritos (junto a Batman, Green Lanter y Spiderman), y pese a que andaba un poco decepcionadilla con ellos después de la tercera, con esta han dejado en alta consideración mi calificación.

La película me pareció muy entretenida, y para nada se me hizo larga, sino todo lo contrario. Me gustó mucho el cameo de Lobezno, y además, he de confesar, que me ha puesto tontuca Charles Xavier (también puede ser porque James McAvoy me pone tontuca por él mismo XD)

Además, esta película ha conseguido que me guste el personaje de Mística, algo que creí que jamás pasara, porque no sé porque, pero nunca la he llegado a tragar del todo.


Lo único que no me ha gustado, Kevin Bacon en el papel del villano. Lo siento, pero es que no lo veía para nada, y eso que Kevin sabe hacer de malo muy bien cuando se pone a ello.

Y como se dice en cierto concurso: “hasta aquí puedo leer”.

Por último solo añadir en esta película, como a veces me pasa en los libros, me ha llegado una frase mucho, y quiero compartirla con vosotros:

“Mutante, y a mucha honra”

Espero como siempre que me digáis que os a parecido a vosotros.

Un saludo desde mi Mundo Mundano, que se encuentra hoy un poco atestado por tanto Bernini y Borromini…

jueves, 16 de junio de 2011

Cazadores de Sombras...

Vale, lo sé, siempre prometo actualizar más y nunca lo cumplo, pero permitidme que esta semana se me haya ido un poco, que ayer terminé (por fin) los exámenes de este mes, y la tarde la necesitaba para desahogarme con mi niñas blogeras.

Bueno, antes de entrar en materia, propiamente dicha, y dado que yo no hago IMM, por lo menos dejadme poner una fotito de mis próximas lecturas, las cuales tengo gracias a las fantásticas chicas que tengo por amigas. De verdad que no se qué haría sin vosotras, porque no tengo tanto dinero para gastar en libros como me gustaría.

Ahora bien, hablando de préstamos y de libros, hoy toca la reseña de uno de esos libros maravillosos que he leído últimamente, y como me pareció demasiado diluir algo en el tiempo, con varias reseñas, cuando en realidad ya me he leído los tres, hoy os traigo una súper reseña sobre no uno, ni dos, sino TRES libro tremendos que me han enganchado de una manera realmente asombrosa, como en realidad le ha pasado a más de la mitad de la blogosfera: Cazadores de Sombras.
Que puedo deciros de estos libros que ya no se haya dicho…

Supongo que debería empezar por deciros que cuando cogí Cazadores de Sombras. Ciudad de Hueso, y me leí como las cinco primeras páginas, no me gustó nada, en absoluto me metí en la historia, y lo dejé otra vez apartado, sobre la mesilla de noche, esperando, relegado ante mis maravilloso Otori (de los que ya haré reseña, espero que muy prontito). Sin embargo, gracias a la insistencia de Elwen y Plexi, al final le di una segunda oportunidad… Y QUE SEGUNDA OPORTUNIDAD, porque en el momento en que pasé esas primeras cinco páginas, y decubrí finalmente al extrovertido y sexi Jace, al divino Alec, a la maravillosa Isabelle, a la un tanto extraña Clary (con la que me siento un poco identificada), con el “pesado” de Simon, y el magnífico Magnus quedé completamente enamorada de todo lo que en el libro pasaba.

Bien es cierto, que no sé porque, con la lectura de cada uno de los libros, no sé como lo hacía, pero capítulos antes de que sucedieran las cosas, yo ya me las había imaginado, no porque sean fácilmente imaginables, sino porque se ve que yo tenía los sentidos más alerta de lo normal, y pillaba las cosas al vuelo, y eso siempre quita un poco de misterio al asunto, pero esto para nada le quita interés a las saga. Además, las risas estan más que aseguradas con cada uno de los comentarios de Jace, y eso siempre es genial XD.

Si con Ciudad de Hueso disfruté, con Ciudad de Cenizas y Ciudad de Cristal, la cosa fue a más, y sentía la doble contradicción esa que nos suele invadir a todos los ávidos lectores, de querer y no querer terminar un libro.


Ahora me toca esperar, ya que no tengo money para pagarme el último de los libros, Ciudad de los Ángeles Caídos, y hasta que alguna de mis maravillosas y benevolentes amigas me lo pueda prestar, no puedo volver a tener a Jace en mi vida… y a Alec, que no sé porque todo el mundo se olvida de Alec, y a mi es que me pone tontuca, tontuca, pese a todo XD

Bueno, os dejo a mi Jace particular (o por lo menos el de mi imaginación, que me parece muchisimo mejor que el actor que han elegido para hacer su papel ¬¬). Espero que os guste.


Un saludo enorme, y un tanto caluroso XD, desde mi Mundo Mundano.

jueves, 9 de junio de 2011

Coffee Prince...

Después de unos días desaparecidita, en lo que “terminaba” mis exámenes, hoy vuelvo con energías renovadas, dispuestas a comeros el coco un poco con uno de esos doramas que a mi tanto me gustan, y para que luego Plexi me diga que me odia un rato porque le digo de muchas series para que vea y se enganche XD.

Hoy toca por tanto hablar de Coffee Prince, un dorama que realmente me ha encantado y que toca un tema un poco parecido al anterior del que os hable.


En este caso Go Eun Chan es una chica un tanto andrógina, que lucha por sacar adelante a su hermana, que quiere ser artista y a su madre. Por casualidades del destino, Eun Chan es confundida por un hombre por Han Kyul, un chico de una familia acomodada, que la contratará primeramente para quitarse de encima a las posibles esposas, mediante la técnica de fingir que es gay. Una cosa llevará a la otra y terminará trabando en el "Coffee Prince" de Han Kyul, y siendo su mejor amigo.



Las cosas se complicaran cuando Go Eun Chan comience a sentir cosas por Han Kyul, pero aun más cuando Han Kyul comience a sentir cosas por Go Eun Chan, ya que sigue pensando que ella es un chico.

La historia es realmente genial, es cómica, entretenida, sentimental, y sobre todo, hace que pases una buena tarde con sus “tazas de café” y sus historias y personajes.

La vi hace unos meses y aun no me he podido quitar de la cabeza su maravillosa historia, y creo que eso da mucho que pensar, porque, aunque bien es cierto que yo no soy de las que se olviden de los personajes y las historias que leo y veo, el hecho de que esta se haya quedado más aferrada a mi mente, y que además, me muera de ganas por verla de nuevo, creo que da mucho en que pensar.

Espero que os animéis y la veáis, y como siempre digo, que luego me digáis que tal os pareció la experiencia…

Os diría que os espero con un café hasta la próxima, pero como es tarde, creo que mejor con un vasito de leche y cola-cao calentito.

Un saludo desde mi Mundo Mundano

jueves, 2 de junio de 2011

Zafiro...

Bueno, como ya supongo que habréis visto, he terminado las reformas en el blog, y aunque no es por echarme flores, creo que me ha quedado bastante bien, la verdad. Un millón de gracias a mi fantástica Emychan por ayudarme con el encabezado, porque sin ti no lo habría logrado en años (yo y mis escasísimos conocimientos de photoshop ¬¬)

Ahora bien, haciendo un descanso entre mis apuntes, y ahora que el dolor de cabeza parece haber amainado, vengo aquí con una pequeña reseña que espero que os guste. Una de mis “casi” últimas lecturas: Zafiro


Como la vez anterior, os dejo las dos portadas, la española y la alemana, decantándome más por esta segunda, y más sabiendo que las españolas, son cada una de "un padre y una madre diferentes" XD.


Dispuesta a desentrañar algún que otro secreto más, me sumergí en las páginas de Zafiro, segunda parte de la saga El amor más allá del tiempo, de Kerstin Gier.

Su primer libro, Rubí, como os conté hace poquito, realmente me enamoró, y lo mismo ha pasado con esta segunda parte, donde Gwen y Gideon han vuelto a hacer las delicias de mi tiempo.

Con su forma de ser y actuar, Gideon nos puede llegar a “chiflar” (en todos los sentidos de la palabra) más aun de lo que hace a la pobre Gwendoline. Además, con el maravilloso Xemerius, que nos hará reis y nos servirá de enlace para hurgar más aun en esos secretos, así como la alocada Leslie, gracias a la cual Gwen podrá pasar su “mal de amores” un poco mejor, nos adentramos más en este mundo de misterios y viajes en el tiempo. Además, la aparición de un nuevo y enigmático personajes, hará las delicias de cualquiera.

Con ganas de más, y de que llegue la fecha de la publicación de Esmeralda, tercer y último volumen de la saga nos quedamos, a la espera de poder reunirnos pronto con ellos de nuevo, para saber finalmente en que va a terminar todo.

Por cierto, paseando por los blog, encontré este magnífico blog canario, que nos habla y nos mantiene informados sobre todo lo que podamos desear sobre esta fabulosa saga.

Dicho esto, me vuelvo a mis apuntes, a ver si por casualidades mañana, como se dice, “suena la flauta”, y veo un poco más cerca el final de mi carrera XD.

Un saludo desde mi Mundo Mundano, estresada entre apuntes de estéticas y cazadores de sombras que te dejan con ganitas de más.