lunes, 24 de febrero de 2014

Una canción para ti....

Muy buenas a todos. Os deseo un feliz comienzo de semana. Yo por lo menos estoy feliz. Mañana empiezo a trabajar, y estoy que aun no me lo creo. Espero que todo me vaya bien. Sin embargo, no estoy aquí para hablar de eso, sino para hablar sobre mi gran pasión. Hoy vengo a hablaros sobre un libro. Hoy vengo a hablaros sobre Una canción para ti de Sarah Dessen.

La regla de oro de Remy es no enamorarse bajo ninguna circunstancia. Esta brillante adolescente teme involucrarse emocionalmente, y siempre opta por cortar sus relaciones antes de que se vuelvan demasiado serias y le puedan hacer daño. En casa tiene un modelo a seguir muy cercano en cuanto a rompecorazones: su madres, una famosa escritora de novelas románticas que está a punto de casarse por quinta vez. Pero cuando Remy conoce al atractivo Dexter, le cuesta ser fiel a su propia norma. Para colmo Dexter representa todo lo que ella odia; incluso es músico, como su padre, a quien nunca conoció y que solo le dejo como recuerdo una canción ¿Puede que haya llegado el momento de que Remy descubra el auténtico sentido de todas esas estúpidas canciones de amor que la gente tararea?¿De verdad su corazón es tan frío como a ella le gusta pensar?

Cogí Una canción para ti con una ganas enormes, y dispuesta a que la historia de Remy me enamorara, y creo que por eso mismo me llevé una decepción de proporciones enormes. Remy no es para nada como me la imaginaba al leer la sinopsis. No es una chica fuerte que guarda su corazón bajo una coraza, es solo una adolescente más, medio tonta, que piensa que el ir saltando de tío en tío la convierte en alguien que no va a sufrir los desencantos del amor, porque nunca les da opción, y en realidad en lo que la convierte, para mí, es en una tonta del bote más, que en lo único que piensa es en fumarse un cigarro con sus amigas y pasar al siguiente tío de la lista.

No me gustó nada ni su forma de ser ni su forma de actuar, y cuando llega Dexter al pueblo uno piensa que va a cambiar, que gracias a él se va a dar cuenta de lo triste y estúpida que ha sido, pero no, en realidad se va volviendo aun más repelente y tonta con el paso de las páginas.


El leer sobre Dexter está muy bien, porque por lo menos él si me pareció autentico, aunque no esperes mucho de esa descripción que dice que “al atractivo Dexter”, porque nada más lejos de la realidad. Dexter es un chico patoso y descuidado, que aunque tiene su puntillo, nada tiene que hacer con grandes protagonistas masculinos que todos conocemos.

En general, la historia podía haber estado bien, pero el hecho de que su protagonista principal no me cayera bien desde la primera página, no me ayudó en absoluto para que me gustara la historia lo más mínimo.

Sin embargo, y como digo siempre, esta es mi opinión, y espero que si os apetece, le deis una oportunidad.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, que tiembla de nervios con saber que mañana empiezo a currar.  

viernes, 21 de febrero de 2014

¡Qué difícil es ser una chica!...

Muy buenas a todos. Hoy llego por los pelillos, ya que he tenido un viernes liado, pero llego, a fin de cuentas. Espero que tengáis preparado un gran fin de semana por delante… yo por lo menos, sí que lo tengo.  

Ahora, y sin más dilación, os traigo la reseña del fin de semana. Para ella, hoy os vengo a hablar sobre un manga que leí hace poco. El manga en cuestión se llama ¡Qué difícil es ser una chica! de Arina Tanemura.


¡Qué difícil es ser una chica! es un manga de tomo único, que consta de dos capítulos de la serie que le da nombre al tomo, y otras tres mini historias, la primera llamada Amor de verdad, la segunda Romance en una tarde lluviosa y la tercera Amor de segundo plato.

Como es de suponer por los títulos, todas las historias van sobre pequeños romances de instituto.

La historia principal y que da nombre al tomo es la de Kajika, una joven muy fuerte, que guarda un gran secreto, y es que es una ninja que pertenece a la escuela de ninjas muy importante, que protegen un arma muy poderosa. El único que conoce su secreto es Yuga, su amigo de la infancia, que siente algo por Kajika, aunque esta no se entera de nada.

Tiene algo de gracia, sobre todo por ver a Yuga tratando de que Kajika se dé cuenta de lo enamorado que está de ella, y trata de apartarla de todos los demás chicos, para “protegerla” según él, y así seguir teníendola para él solo. Lo divertido es precisamente ver a Yuga tratando de proteger a Kajika, cuando ella puede noquear a cualquiera con una simple llave.



La segunda historia, Amor de verdad también me pareció algo graciosa. Trata sobre una chica llamada Yuri que le pide a su mejor amiga, Karin,  que acuda a una cita que tiene con un chico con el que se estaba carteando, llamado Ryono, porque como Yuri no se considera muy guapa, y le había mandado una foto de Karin como si fuera la suya. Todo se complica cuando Karin ve a Ryono y se da cuenta de lo guapo que es, y de lo bien que la trata, ya que empieza a sentir algo por él.


Esta es algo rápida y las cosas se suceden precipitadamente, lo cual es normal, porque apenas dura unas 40 páginas, y además, es un lío bastante tonto, pero tiene cierta gracia, como se van enredando las cosas, con otro chico misterioso con una mascarilla que aparece en los lugares menos insospechados.  

La tercera, Romance en una tarde lluviosa, precisamente nos muestra lo que se espera del título. Chica olvida paraguas en casa, chico decide acompañarla a su casa para que no se moje, y chica se enamora, razón por la que pide que siempre llueva y deja su paraguas en casa adrede para poder volver siempre con el chico. Tiene su aquello, pero tampoco es que sea la mejor historia del mundo. Lo más divertido es ver a Tokato (que así se llama el chico), y las caras que pone cada vez que Minori (nuestra protagonista) le dice que “ha vuelto a olvidarse del paraguas”.

La última, Amor de segundo plato, no me gustó nada el título, aunque la historia me gustó un poco más porque es algo más seria. La historia es la de Mana es la de una chica con un secreto: está enamorada del novio de su mejor amiga, y es por ello muy desgraciada, porque quiere muchísimo a su mejor amiga, y no quiere causarle ningún tipo de daño, así que guarda sus sentimientos y soporta estoicamente verlos juntos a diario. Al mismo tiempo, Nakamura, un chico de lo más popular, está completamente enamorado de Mana, y espera con mucha paciencia a que ésta deje de estar enamorada de Nishikawa, el novio de Yume, su mejor amiga, ya que quiere estar con ella, sin importarle todo el tiempo que tenga que esperar.


Esta última me gustó más que las otras porque me pareció mucho más realista (aunque supongo que la segunda no es tampoco tan descabellada). No es que me haya pasado a mi nunca algo así, pero supongo que es una cosa que le podría pasar a cualquiera.

En resumen, creo que, de los mangas que he leído de Arima Tanemura, ha sido el que más me ha gustado, aunque tampoco es que vaya a hacer una fiesta por él.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, que ya a estas horas se siente cansado, y no piensa más que en camas voladoras, mulliditas y cómodas. Buenas noches, pues. 

lunes, 17 de febrero de 2014

La vida secreta de Sherlock Holmes...

Hola todos, y muy buen inicio de semana. Hoy vengo a hablaros de una de mis grandes pasiones inglesas y antes de que nadie diga nada, que sepáis que no me refiero a Doctor Who XD. Esta otra pasión me ha gustado siempre, aunque hasta hace nada, no había leído nada de él. Lo que conocía era por las películas, las series, los dibujos animados, etc., pero poco sabía de la realidad de este fantástico personaje. 

Sin embargo, hoy no vengo a hablaros de ninguno de sus libros (eso ya lo haré más adelante), hoy vengo a hablaros de una joyita adquirida hace nada, que ha hecho que me ría desde la primera a la última página de su peculiar forma de contarnos, precisamente, todos esos estereotipos y creencias que, como yo, hemos tenido muchos a lo largo de los años, sobre un personaje que solo conocíamos por sus incursiones cinematográficas y televisivas. Hoy os vengo a hablar del comic de Teba Laborde, La vida secreta de Sherlock Holmes.


Este pequeño tomo, está compuesto por diferentes historias, casi todas no más extensas que tres o cuatro viñetas (algunas llegan a ocupar dos páginas, pero son muy pocas), en las que Teba trata, en modo humorístico, todos esos grandes errores que se han ido cometiendo a lo largo del tiempo, en torno a la figura de Sherlock Holmes. Trata el “Elemental, mi querido Watson”, que Sherlock jamás llegó a pronunciar, y que es una frase acuñada en las películas americanas en blanco y negro de 1939, trata la relación existente entre Sherlock y Watson, en lo que muchos han querido ver un romance tormentoso, trata la forma en que Moriarty ha sido retratado, como un loco psicópata, más que como una mente criminal… 


Las viñetas son cortas y a cada cual más divertida aun, y el dibujo de Teba es característico y simpático, sabiendo retratar a la perfección a cada uno de los actores que han interpretado al personaje en las diferentes películas y series.


Además, cuenta con algunos fan art entre las páginas, que hacen la delicia del observador, y al final, algunos de los compañeros de profesión de Teba han añadido su granito de arena, presentando una mini historia, o simplemente una ilustración de su particular forma de ver al personaje. 


Lo cierto es que, he disfrutado mucho de la lectura de este comic, que aunque no es exactamente de lo más ortodoxo en cuanto al tema en cuestión, ni en cuanto al personaje, si que ha conseguido que me ría un rato, y que le coja aun más cariño al mismo, porque cuando Sherlock Holmes se mete en tu vida, se mete hasta el fondo, y para siempre.

Un saludo desde mí Mundo Mundano que, desde hace unos meses, tiene su residencia en el  221B de Baker Street.

viernes, 14 de febrero de 2014

Elysium...

Hola a todos, y feliz comienzo de fin de semanas. Hoy es viernes, y esta noche tiene lugar uno de los actos que más me importan del Carnaval. Esta noche es la Final de Murgas, pero antes, hoy toca hacer una pequeña reseña, para terminar la semana como es debido.

Es por ello que hoy os traigo una recomendación para el fin de semana. Una recomendación que viene muy bien para la alerta de temporal que vamos a vivir este sábado en Canarias, y que supongo que también vendrá bien para todos aquellos que no tienen intención de hacer demasiado durante el finde. Hoy traigo la reseña de Elysium.


En el 2154, los ricos viven en una estación espacial llamada Elysium, donde viven con todos los lujos del mundo, además de libres de enfermedades y heridas, mientras que el resto de la población malvive en la tierra, que se encuentra no solo superpoblada, sino también, completamente arruinada. Max Da Costa, un joven trabajador de la tierra, que ha soñado con poder ir a Elysium desde que era pequeño, sufre un accidente mortal, y la única manera que existe para curarse y poder sobrevivir es la de tratar de entrar en Elysium, donde existe la tecnología que puede curarlo. Será entonces cuando se revelará contra el sistema establecido, y tratará de salvar su vida y la de aquellos que más le importan.



Aunque no empecé a ver la película demasiado convencida, ya que desde el principio, no es que me hubiese llamado mucho la atención, al final, puedo decir que es una buena película de ciencia ficción, que te mantiene en tención casi durante todo momento, y que nada va a terminar siendo como podías imaginar.

De nuevo, Matt Damon a conseguido engancharme a una de sus historias, cambiando de registro, pero sin dejar en ningún momento de ser el perfecto héroe americano, aun cuando se supone que no es que sea el chico bueno de la historia.

Al final, tanto los personajes, como la historia en sí, han llamado mi atención, y han conseguido que no solo me haya gustado la misma, sino que además se capaz de recomendarla. No es la película de mi vida, pero sí que merece la pena estar un par de horas sentado disfrutando de la misma.

Espero que, como a mí, al final, os entre el gusanillo y le deis una oportunidad. 

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde esta noche el Carnaval brillará con más fuerza.

lunes, 10 de febrero de 2014

Prometidos...

Buen lunes a todos. Espero que empecéis la semana con ánimos y energías y que estéis dispuestos a comeros el mundo como está mandado. Yo, para empezar con buen pie, vengo hoy dispuesta a reseñaros un buen final de trilogía, y es que hoy vengo a hablaros sobre Prometidos, el último de los libros de la trilogía Marca de Nacimiento.

Aunque no soy de las que se ponen a plantar spoiler por la red, he de deciros que, solo escribiendo el resumen de la contraportada del libro (como voy a hacer a continuación) ya os voy a contar algunas cosas de las que han pasado en Marca de Nacimiento y en Preciada, así que, si nos has leído ninguno de los dos libros anteriores, te recomiendo con que no leas lo que voy a poner a continuación hasta que no te hayas leído los dos primer libros. Como lo que sí que quiero que leáis es mi opinión sobre este final, voy a poner lo que sería spoiler, es decir, el resumen del libro, en ese lila pálido que uso normalmente… cuando el negro vuelva a aparecer, es que puedes leer sin preocuparte, ¿vale?

Pues nada, comenzamos…

“Después de desafiar al férreo Enclave, sobrevivir a los páramos y derrocar a Sailum, Gaia Stone se enfrenta a su mayor reto hasta el momento: devolver a quienes vivían en Sailum al Enclave y persuadir al Protectorado de que les conceda refugio. Pero en ausencia de Gaia el Enclave se ha hecho aún más implacable: ahora, entre otras cosas, escoge a chicas extramuros para utilizarlas en una fábrica experimental de niños”

No pongo más, para tampoco contar más a aquellos a los que solo les falta este libro por leer.

En estos tres libros he ido viendo como Gaia iba cambiando poco a poco, y se convertía en una joven fuerte, capaz de enfrentarse a la tiranía y de dar una nueva esperanza a todo el mundo. He visto a León estar y no estar, y a Peter convertirse casi en alguien imprescindible y prescindible, y como mis propios sentimientos han ido cambiando de una página la siguiente.

Este libro ha sido una manera de enfrentar mis sentimientos completamente. A ratos lo odiaba, y a ratos lo amaba. En un momento estaba pensando que todo iba a acabar bien, y al momento me dejaba sin aire, sin poder respirar, y pensando en que injusta es la vida. El final ha sido una mezcla de sentimientos, que aun ahora no logro llegar a descifrar, y no estoy segura de si me ha encantado el final, o lo odio con toda mi alma.


Sé que es un buen final. Si yo lo hubiese escrito, estoy segura de que sería exactamente igual (al decir que yo escribiría lo mismo, me refiero a que no cambiaría el final, no a que yo podría haberlo hecho igual o mejor), pero no sé, aun ahora, después de haber terminado su lectura, y de reflexionar sobre ella largo y tendido, aun sigo pensando que es un final dulce-amargo (o agridulce, como se suele decir), de esos que te dejan como satisfecho, pero aun así piensas que aun podrías dar un bocado a algo más, aunque no sabes exactamente a qué.

No me malinterpretéis, a groso modo, me ha encantado la trilogía. Creo que es una gran distopía, que se merece que la gente que aun no la ha conocido, le preste su atención. Me ha gustado mucho de principio a fin, y pienso recomendarla a todo aquel que me pregunte sobre ella… y a quién no me pregunte sobre ella, también.


Espero que aquellos que ya la estén leyendo, terminen de disfrutarla, que aquellos que ya la han leído, la hayan disfrutado, y que aquellos que aun no han empezado, la disfruten cuando se pongan a ello.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde Gaia, Leon, Peter, Will, Norris, Dinah, Angie, vivirán para siempre.

viernes, 7 de febrero de 2014

Bleach...

Muy buen viernes a todos. Espero que estéis mejor que yo en este momento, con mi gripe tonta, y que disfrutéis del fin de semana como mejor podáis (yo solo espero que el domingo esté mejor y con fuerzas suficientes para salir de casa). Sin embargo, por si aun no habéis decidido qué hacer este finde, os traigo una recomendación. Hace nada, me ha vuelto a entrar la fiebre del anime, y he vuelto a retomar (creo que por tercera vez XD), un anime que es muy bueno, pero que se me estaba haciendo un poco eterno con tanto relleno. Aun así, he decidido volver a ponerme al día con él, y creo que es bueno compartirlo con ustedes. Al anime en cuestión se llama Bleach, y ha estado presente en mi vida desde hace ya ocho años.

Bleach narra las aventuras de Ichigo Kurosaki, un adolescente que tiene la facultad de interactuar con los espíritus. Una noche, Ichigo se encuentra con una shinigami (personificación del Dios de la Muerte), llamada Rukia Kuchiki, que sufrirá una grave herida al luchar contra un hollow (espíritu maligno), y tratará de pasarle parte de sus poderes a Ichigo para que luche contra el hollow en igualdad de condiciones. Sin embargo, en vez de parte, la absorción de poderes es casi completa, por lo que Rukia ha de quedarse en el mundo de los humanos hasta conseguir recuperar los poderes que Ichigo le ha “robado”.

La parte por la que voy ahora mismo en el anime, dista mucho de esta primera parte que me queda ya tan lejana, pero al escribirla me he acordado de nuevo porque me empezó a gustar tanto esta serie, y porque aun ahora, pese a los parones que he ido haciendo por el camino por culpa de los rellenos, la serie es fantástica, a la que tengo un gran cariño, y que me encanta volver a retomar una y mil veces más, si hace falta.


La serie tiene de todo: lucha, risas, algo de seriedad, un poco de amor… vamos, todos los ingredientes que pueden convertir la historia en una gran serie. El único inconveniente que le veo: que como va casi a la par que el manga, han metido mucho relleno, y aunque alguna historia ha sido entretenida, la gran mayoría ha sido aburrido, y ha hecho que me pare más de lo que me gustaría, y he demorado mucho el visionado de la misma.


Lo mejor de la serie, sin lugar a dudas, son el Capitán Hitsugaya y su teniente Matsumoto. Con ellos dos, están aseguradas las risas. A lo mejor, porque Hitsugaya es tan pequeño que debe demostrar siempre que es un gran capitán, por lo que anda siempre muy serio, y Matsumoto es como su contrario, que siempre tiene que andar armándola y riendo, y tratando a su capitán como si de su hermanito pequeño se tratara.


En general, es una historia muy buena, que merece mucho la pena, y que recomiendo muchísimo (eso sí, os recomiendo que os enteréis de los capítulos que son de relleno y los tratéis de eliminar cuando os pongáis a verla, sobre todo, los rellenos que duran más de dos o tres capítulos, porque al final se vuelven un tanto tediosos, y lo único que quieres es que se acabe ya para volver a la historia principal)


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde Bleach siempre tendrá un gran huequito en mi corazón friki. 

lunes, 3 de febrero de 2014

Cherish...


Muy buen lunes a todos. Espero que empecéis con la semana tan maravillosamente bien como la he empezado yo. Y una vez dicho esto, me meto en materia, y hoy os vengo a hablar sobre un manga genial de mi mangaka preferida, que como no, es mi asombrosa Wataru Yoshizumi (aunque quiero que conste en acta que no solo leo mangas de ella, por mucho que lo pueda parecer XD)

Hoy el manga del que os vengo a hablar es un tomo único, de esos que se leen en una tarde lluviosa como la de ayer. El tomo en cuestión se llama Cherish, aunque a parte de esta obra de tres capítulos, contiene también la obra de Happiness, de dos capitulitos.

La historia de Cherish es la de Chihiro, una joven universitaria a la que han criado el mejor amigo de su difunta madre, Taku, y el novio de este, Rei. Cuando Chihiro comienza la universidad se vuelve a encontrar con su ex novio de la secundaria, Tsuda, con el cual terminó su relación por culpa de que este no aceptaba que sus padres fueran homosexuales.

En cuanto a la historia de Happiness, cuenta como Akatsu, un joven editor, se va enamorando de la joven Kayano, a la que apenas conoce, pero en la cual no puede dejar de pensar. Un día descubre que, aunque Kayano es joven, ya tiene un hijo y no tiene tiempo para estarse enamorando, pero eso no parará a Akatsu, que luchará por conquistarla.


Las dos historias me han gustado mucho, entre otras cosas por el hecho de que, por primera vez, Wataru ha realizado una historia mucho más adulta, con nuevos problemas y situaciones que no tienen tanto que ver con las historias de instituto a las que estas acostumbrada cuando lees su obra.

Es cierto que, aunque Cherish sigue un poco la estela esa del insti, con problemas que vienen desde esa época, las cosas comienzan a ir un poco más enfocadas a chicas mayores, y en cuanto a Happiness es algo completamente adulto, enfocado ya en un entorno de trabajo, entre compañeros de curro, y problemas de la vida real.


Me ha encantado la manera que ha tenido Wataru de acercarse al mundo de los mayores en su historia, mirando problemas actuales, como el rechazo a la homosexualidad o el divorcio. Además, como siempre, me ha hechizado el dibujo, que es algo que me ha enamorado desde que vi por primera vez Marmalade Boy.

Creo que prácticamente me he leído ya casi todo lo de Wataru Yoshizumi, y de momento solo han habido dos obras de ella (Solamente tú y Quartet Game) que no me han gustado. Espero que los que aun no he podido leer (el próximo que me leeré es Spicy Pink, que gracias a mis amigos, ya la tengo, como regalitos de cumple), me gusten tanto, aunque supongo que así será, por lo que de momento, me ha ido demostrando con estas maravillosas obras.

Un saludo enorme desde mí Mundo Mundano, donde espero que Wataru siga dándome historias tan fabulosas como las que me ha dado hasta ahora.