miércoles, 3 de abril de 2013

Hysteria...


Muy buenas tardes a todos, aunque hoy no acompaña demasiado el tiempo, ya que el frío y la lluvia parecen haber vuelto para hacer que esta tarde todos nos quedemos en casita debajo de la manta disfrutando de un buen libro o una buena peli.

Precisamente, para que tengáis opciones a las que recurrir, hoy vengo a hablaros de una buena película que podéis tener presente si lo deseáis, por eso de tener opciones a las que recurrir si no se os ocurre ninguna.
La película de la que os voy a hablar hoy se llama Hysteria, y dado que cuando uno te cuenta muy por encima, de que va la película, puede causarte algún tipo de rechazo, os voy a contar el argumento principal al final, y ahora os voy  a hablar de lo que realmente importa de esta historia:

A finales del siglo XIX, la medicina estaba aun un tanto atrasada, y el doctor Joseph Mortimer Granville quiere introducir todos los revolucionarios conceptos que han aparecido sobre las infecciones bacterianas pese a que otros médicos los rechazan y dejan de lado. Es así como, antes de darse cuenta, ninguno de los “viejos médicos” quieren trabajar con él, y terminará trabajando en una consulta privada que se dedica a tratar la “histeria”, una enfermedad exclusiva de mujeres, que nos hace irascibles, imprevisibles y sentimentales.


En esta historia, además hay amor, ya que nuestro joven doctor no es de piedra, y conoce a “su mujer ideal” sin apenas darse cuenta de ello, y también hay risas, porque su loco amigo Edmund St. John- Smythe  nos provoca esas risas, con sus disparatados inventos y sus conversaciones por el nuevo invento revolucionario: el teléfono.


A mí, personalmente, la película me gustó bastante. Hizo que me riera, y que me conmoviera a partes iguales, y disfruté mucho viéndola, y descubriendo cosas nuevas, que no conocía, la verdad. Y si tengo que recomendarlo, pues lo hago con muchas ganas, porque la verdad, creo que merece la pena verla, y disfrutar de ella, así que sí, os recomiendo la película porque a mí, personalmente, me gustó mucho, y espero que os entren ganas de verla, después de haber leído esto…

A sí, por cierto, el doctor Joseph Mortimer Granville es el médico inglés que inventó el primer vibrador eléctrico, y precisamente de eso mismo va la trama principal de la película XD.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, que hoy vuelve a las andadas, con eso de estar tremendamente ocupada. 

No hay comentarios: