miércoles, 12 de diciembre de 2012

La noche del cazador...


Muy buenas a todos. Hoy vengo como un torbellino para reseñaros un poquito de buena lectura antes de salir rauda y veloz a mis obligaciones de la tarde.

Hace ya un tiempo os reseñe la saga de Nalini Singh, El Gremio de los Cazadores, y como ya dije en su momento, no es que me gustara demasiado, así que a lo mejor os sorprenda que ahora venga a hablaros de otra de sus sagas (bueno, del comienzo de otra de sus sagas) llamada Psi/Cambiantes, pero eso es lo bueno de la lectura, puedes odiar un libro y al momento estar encantada con otro de la misma autora.

En este caso, La noche del cazador, el primer libro de esta saga de Nalini, fue un soplo fresco después de leer el segundo del Gremio, y lo poco que me había gustado ese.

En este caso, la historia sigue un poco el mismo esquema: dos  especies completamente diferentes que se van a ver involucradas de una manera casi brutal.

Los psi son los gobernantes del mundo, y han llegado a esa posición eliminando todas las emociones que los convertían en humanos. Por otro lado, los cambiantes son todo lo contrario, temperamentales, apasionados…  vamos, que lo que les falta a uno a los otros se les sale por las orejas.

Y en medio de todo esto, Sascha  y Lucas. Sascha tiene sentimientos, y casi no puedo controlarlos, y eso en su sociedad está “muy mal visto”. Me ha parecido un personaje genial. Fuerte e independiente, tratando de soportar una carga tremenda pese a que a veces eso le pueda causar mucho dolor. Lucas…  ya solo cuando leí el nombre quedé enganchada de él, pero si a eso le añadimos que es el alfa del clan, lo que implica que es fuerte, y le sumamos que es tremendamente atractivo y tiene un millón de encantos más, la cosa queda redonda.

Esta saga, o por lo menos su comienzo, me ha llenado más que los tres libros de los Árcangeles juntos, sin embargo, tampoco voy a hablar muy alto, porque el primero del Gremio, al comienzo, también me había gustado, y estoy esperando poder pillarme el siguiente para continuar con la historia donde la deje (en un punto genial, por cierto).

Bueno, creo que esta vez sí que os puedo recomendar el libro encarecidamente, aunque, como ya dije en su momento, el hecho de que los otros no me gustaran, no dejaba de ser una razón para que los leyeran.

Un beso desde mí Mundo Mundano, y un adiós rapidito porque hoy voy como una moto. 

No hay comentarios: