lunes, 17 de diciembre de 2012

Beastly. La Bestia...


Muy buenas a todos los que seguir por ahí, esperando a que cada semana yo me pase por aquí y suelte mis pensamientos y locuras sobre todo lo que cae en mis manos y leo, así como todo lo que veo por la tele, en el ordenador o en el propio cine.

Para hoy os tengo preparada una reseña realmente genial, o por lo menos, de un libro realmente genial y espero estar a la altura de todo lo que ha significado este libro para mí. El libro se llama Beastly. La Bestia, y como era de suponer por su título, la historia no es otra que la de La Bella y la Bestia, pero, en esta ocasión, la vamos a conocer de la mano de la Bestia.

Kyle Kinsbury es un guaperas de 17 años, cuyo padre es rico y famoso y eso hace que él se crea con derecho a todo, y ese todo incluye burlarse de los menos desfavorecidos que él, pero como en este mundo nadie se va sin su merecido, una bruja aparece en el camino de Kyle que le hará dar un cambio, empezando por fuera, y es así como nuestro protagonista llega a convertirse en esa Bestia de la que todas hemos oído hablar.

Tenía muchísimas ganas de leer este libro, y ahora que lo he hecho puedo decir que no solo lo he disfrutado, sino que me ha encantado desde la primera hasta la última hoja.  He reído, he llorado, he sufrido y he tenido ganas de comenzar a leerlo de nuevo nada más cerrarlo al terminar.

No sé como explicar todo lo que me ha gustado este libro, de verdad. Aun tengo esa sensación de cuando uno termina de leer un libro y se queda pensando en que después de esa maravilla, no se le ocurre que puede leer, porque todo lo que lea después será una porquería (y en mi caso se ha cumplido, porque estoy sufriendo muchísimo con la lectura que escogí a continuación).

Lo que tiene de maravilloso este libro es que, aunque sabemos lo que va a pasar, la autora, Alex Flinn, ha conseguido reunir todos esos elementos maravillosos de la historia, todos esos elementos geniales que, por lo menos a mí, me enamoraron cuando vi la adaptación de Disney. Alex ha logrado traer todas esas cosas a la actualidad y hacer que la historia tenga de todo, desde esas escenas maravillosas de las que nos enamoramos los fans de este magnífico cuento de hadas, hasta las más modernas tecnologías que nos hacen ver que la gente arrogante y creída, así como los marginados y la gente que pasa desapercibida, están a la orden del día.

Sé que hay una película basada en el libro, y sé que la voy a ver, pero ya sé también que no me va a gustar. Primero, el chico no es tan bestia como en el libro. En la película solo es un chico extremadamente guapo que tiene un par de arañacitos en la cara, y nuestra Bella (que en el libro se llama Linda) ya no es una chica normalita, pelirroja y con los dientes un poco torcidos, sino que nos la han cambiado por Vanesa Hudgens, que de dientes torcidos y de normalita como que no va la chica.


Ya os contaré cuando vea la película, pero de momento, en lo que respecta al libro, esta que está aquí os lo recomienda completamente, y espera que todo aquel que se decida por leerlo, lo disfrute tanto como yo lo he hecho.

Un beso desde mí Mundo Mundano, donde las rosas crecen por todos los rincones con su magnífico olor.   

2 comentarios:

Espe dijo...

Aish que ganas de ver la película y leer el libro.
Un beso

Amixam dijo...

Espe, acabo de ver la película, y comparada con el libro es "caquita". Te recomiendo encarecidamente el libro, porque me ha encantado, pero lo de la peli, bueno, yo te lo ahorraría...

Un beso enorme