lunes, 10 de noviembre de 2014

A todos los chicos de los que me enamoré...

Muy buenas a todos. No voy a tratar de justificar mi desaparición de tantos días, diciéndoos que he estado super ocupada (que lo he estado), ni diciendo, que he estado un poco desganada, por no decir que mucho, en cuanto a lo de sentarme ante el ordenador y ponerme a escribir nada de nada (aunque obviamente, también es cierto). No quiero insultar vuestra inteligencia diciendo que no volverá a pasar, porque puede ser que dentro de nada, me vuelva a ausentar, y este de nuevo “desparecida en combarte”, pero sí que quiero pediros disculpas, y esperar que me perdonéis y sigáis ahí, detrás de mis chorradas y tonterías varias, y que perdonéis mi falta de rigor, y mi mala constancia. Espero que sigáis queriendo saber un poco de los que escribo, y no os molestéis por mi ausencia… que para eso, ya bastante molesta estoy yo, conmigo misma.

Y ahora, sin más dilación, os traigo una reseñita literaria, y espero que con ella, quede un poco redimida, por mi falta de constancia.

Hoy vengo revoltosa, juvenil, y con ganas de revivir el primer amor, así que para ello, hoy os traigo la reseña de A todos los chicos de los que me enamoré, de Jenny Han.

Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico del que se ha enamorado. En ellas se muestra tal como es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara jean pasa de imaginaria a estar totalmente fuera de control.

Lo primero de lo que me enamoré de este libro fue su preciosa portada. No sé porque, pero fue verla en el escaparate de la librería y supe que este libro tenía que ser mío. Luego leí su título, y me encantó. Captó por completo mi atención, y en cuanto leí su sinopsis supe que iba a disfrutar de este como hacía mucho no disfrutaba de un libro de esta temática, porque ¿quién no quería saber en qué líos se podía meter Lara Jean (por mi ridículo que me resultara su nombre) por culpa de sus cartas de amor no correspondido? La frase “No son cartas de amor en el sentido más estricto. Mis cartas son para cundo ya no quiero seguir enamorada. Son una despedida”, captó del todo mi atención, y prácticamente no puede dejar de leer hasta que llegué al final de esta historia.

Es cierto que cuando empecé leer, y conocí por primera vez a la famosa Lara Jean, me pareció una niña estúpida e infantiloide, que no llegaba a captar mi atención del todo, porque en vez de parecer que tiene diecisiete años, parece que casi no roza ni los quince. Una presentación de la vida de Lara Jean demasiado pobre, que no consiguió engancharme lo más mínimo.

Sin embargo, a medida que la historia se iba desarrollando, y las cartas son enviadas, la cosa comienza a pintar bien, y poco a poco, esta te va atrapando, y necesitas continuar leyendo para saber qué es lo que va a pasar a continuación.  Aunque estas cartas son el eje principal de la historia, o el detonante, lo cierto es que no es como que tengan mucho protagonismo, pero sí que son importantes, porque sin ellas, no ocurrirían los hechos que se desarrollan y que hacen que Lara Jean se tenga que enfrentar a una serie de situaciones que ni ella misma se imaginaba tener que vivir, por culpa de sus cartas.

Pese a que su arranque no fue bueno, la historia termina enganchando, y no solo por ser una historia de amor, sino por las enseñanzas que esta trasmite, ves en ella como Lara Jean va madurando, y de repente se enfrenta a nuevos retos, y a sentimientos difíciles que no había creído posible, y todo es genial, hasta que llegas al final, y te encuentras con que no es para nada tan interesante como debería ser, y además, te deja con una sensación completamente decepcionante. No es que el final sea malo, simplemente, no es para nada tan bueno como ha sido el resto de la historia, y te deja casi abatida, al saber que ese final no está a la altura de lo que te habías imaginado, mientras ibas leyendo el libro.


Ahora solo queda esperar a la continuación (porque, aunque se suponía que era libro único, por lo que he ido leyendo por la red, al final va a haber continuación), y ver si ese final si llega a cubrir mis expectativas.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde espero no volver a ausentarme como lo he hecho estos días…  

No hay comentarios: