viernes, 21 de noviembre de 2014

Interstellar...

Por fin es vierneeeeeeeees… y la mejor manera de celebrarlo es buscando alguna cosa interesante para hacer, como por ejemplo, ir al cine. Y ya que es recomiendo que acudáis a él, también, y ya de paso, os hago la reseña de una película que está ahora mismo en cartelera, y así ya vais con una idea ¿no?... jajajaja

Bueno, pues lo dicho, que aquí os traigo la reseña de Interstellar, el último trabajo de Christopher Nolan.

La historia se sitúa en un futuro no demasiado lejano, en el que la tecnología ha sufrido un colapso tan grande que no se utiliza, y hemos vuelto a ser granjeros y a cultivar la tierra… pero al mismo tiempo, esa tierra está sufriendo también un colapso, con tormentas de arena, plagas y demás, que nos impide seguir viviendo de manera segura en el mismo.

Los humanos tratan de salvarse, y tratan de encontrar un nuevo planeta que habitar, lejos de nuestro casi muerto sistema solar, a través de un agujero de gusano.

No cuento más del argumento, porque eso sería desvelar más de lo necesario de la trama de la misma, y os juro que haceros este pequeño resumen, me ha resultado enormemente difícil, sin  poder llegar a entrar en detalles.

Como creo que ya he dicho muchas veces, me gustan las películas de ciencia ficción (aunque no tanto la literatura), y Nolan en uno de esos directores que me gustan (no lo idolatro, pero si he de reconocer que sus películas no me  desagradan, en especial, las de Batman, que me parecen realmente alucinantes), y lo cierto es que tenía muchas ganas de ver su nueva película, así que acudí al cine con muchas ganas, y, aunque no salí decepcionada  (para nada) si he de decir que aún conviven en mi sentimientos contradictorios: ni me ha encantado, ni la he odiado… no sé… es difícil de explicar.


La película está muy bien: tanto estéticamente como a nivel de historia, es interesante, y te mantiene pendiente de lo que pasa durante las casi tres horas que dura, pero es cierto que hay cosas que te quedas como ¿WTF?, y te preguntas no solo que es lo que está pasando, sino si tiene algún sentido algo de lo que dicen (citando a una amiga mía: “hubo muchos momentos en que me sentí Penny, de The Big Bang Theory”)


Pero sobre todo, lo que más me mosquea es que, la película ni me ha gustado ni ha dejado de gustarme. Es una cosa rara. Aun no sé cómo la veo, si con bueno o con malos ojos. Así que en realidad no sé si recomendárosla o no, porque ni yo misma sé si me ha terminado de gustar.

Es muy interesante, eso sí que es verdad, y os puedo asegurar que yo salí del cine con una buena sensación: una de esas sensaciones de “no he tirado el dinero”, pero también es verdad que no me quedé con esas ganas locas de volverla a ver, y añadirla a mi colección ya mismo.


Sé que no soy de demasiado ayuda para motivaros para verla, pero vamos, que tampoco quiero que os hagáis ni una buena ni una mala idea, ya que yo no tengo una impresión clara aun de lo que pienso de la misma. Supongo que tendré que volver a verla, y a ver qué pasa.

PD: Acuérdense que tenemos un sorteíto en el blog, y que si se quieren apuntar solo me lo tienen que ser seguidores del blog y decírmelo en la entrada del sorteo (aquí)

Un saludo desde mi Mundo Mundano, donde no sé muy bien si nada de nada XD… 

No hay comentarios: