lunes, 29 de septiembre de 2014

La Bella y la Bestia...

Muy buenas a todos. Siento mucho mí ausencia de estos días, pero lo cierto es que, la vuelta a la rutina después de las vacaciones, me ha costado más de lo que esperaba, la verdad. Ahora que creo que por fin he vuelto a “encontrar el ritmo”, vuelvo a estar presente, en cuerpo y alma, y espero que no me vuelva a dar un “chungo de los míos”, y no desaparezca de nuevo sin avisar. Gracias por seguir ahí pese a mis ausencias. Y ahora, al lio…  

Hace poco, por no decir nada de nada, volví a ver una película de esas que me llenó completamente, y entonces recordé que aún no os había hecho la reseña, así que nada, aquí estoy, para ponerme a ello y hablaros de las maravillas de una película que acaba de salir en dvd y bluray, pero de la cual yo tuve la suerte de poderla disfrutar en el cine, en pantalla grande. La película de la que os vengo a hablar no es otra que La Bella y la Bestia.

La historia de La Bella y la Bestia, es una de las que más me gustan (justo después de Peter Pan), y cuando descubrí que iban a estrenar una nueva versión, francesa, en este caso, con personas reales, yo sabía desde el primer momento que tenía que ir a verla, así que, así lo hice, y cuan fue mi sorpresa cuando vi que, no solo disfrutaba de la película enormemente, sino que, esta nueva revisión del cuento, se convertía rápidamente en una de mis adaptaciones favoritas, pese a que la elección de Eduardo Noriega como el villano, no me pareciera para nada creíble, y como mismo me pasara en la versión de Disney, la Bestia me pareciera muchísimo más atractivo siendo Bestia que príncipe.


Es cierto que Bella me resultó un tanto tonta al principio (no sé qué me pasa con las protagonistas femeninas últimamente, pero me parecen un tanto idiotas, las pobres), pero sí que me gustó como te muestran la historia de la joven, todo lo que la lleva a ser como es, y cómo es posible que llegue a convivir con esa Bestia que tanto miedo le inspira al principio, pero de la que acabará perdidamente enamorada al final.


La fotografía de la película es absolutamente impresionante, y no solo me refiero a los paisajes y ubicaciones elegidas para el transcurso de la misma, sino a las magníficas puestas en escena, con esas decoraciones y ese colorido, que hacen de la película, una experiencia realmente encantadora. Y los trajes de ella, son absolutamente una pasada indescriptiblemente bonitos. 





Espero que con todas estas maravillas que os he contado, os entra el gusanillo, y os apetezca verla, y si con esto aún no he logrado hacerlos desear verla, solo os diré que, aunque en esta versión no hay Ding Dong, ni Lumiére, ni la encantadora Señora Potts, sí que van a aparecer unos encantadores seres, que plagan el castillo, y que os harán enamorar desde el minuto uno en que aparezcan, os lo juro por Snopy ; )  

Bueno, con esto ya me despido, hasta el viernes, momento en el que prometo volver… de verdad de la buena… y traeros una nueva reseña.


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde la historia de la Bella y la Bestia, siempre ocupará un lugar preferente en mi corazón… 

No hay comentarios: