viernes, 13 de junio de 2014

Maléfica...

Muy buenas a todos. Llega el fin de semana, y lo mejor que podemos hacer es tener una opción de las buenas para el entretenimiento, y en esta ocasión creo que lo mejor es recomendaros una buena película con la que entreteneros. Por eso, precisamente os vengo a hablar sobre Maléfica.

Esta es la historia jamás contada de Maléfica, la villana más carismática de Disney, la mala de La Bella durmiente, pero en esta ocasión conocemos los acontecimientos que hicieron que el corazón de nuestra enigmática malvada, se endureciera y la llevaran a lanzar la maldición sobre la pequeña Aurora, cuando esta no era más que una niña.

Puedo decir que de esta película, no solo me ha gustado mucho a nivel estética (que en algún momento me recordó a las batallas épicas de El Señor de los Anillos), sino también en cuanto a la historia, porque te muestra las cosas desde el otro punto de vista, demostrándote que no todo es como lo pintan, y que siempre hay que oír las dos versiones.

Si, lo sé, ahora a todo el mundo le está dando por enseñarte el otro lado, por ponerte a los malos como no tan malos, y demostrarte que las cosas no son como nos las han enseñado desde siempre, sino que todos tienen su corazoncito y que a veces, ese corazón fue dañado y destruido, y así se llegó a forjar una coraza a su alrededor que hizo que sus intenciones y su voluntad cambiara…. sin embargo, y siendo muy sincera, esta es una de las pocas historias (junto a la de la Bruja mala del Oeste en Wicked, historia de una bruja mala, o la de Garfio, en Erase una vez), que me ha parecido realmente genial, y han hecho que le coja mucho cariño a un personaje tan malo (puede que también le tenga cariño por la maravillosa Angelina Jolie, que se hace querer) y que creo que puede ser muy creíble, aunque siempre tenemos que tener en cuenta que esto son nuevas versiones, y que en realidad, como dice en cuento, Maléfica era malvada porque sí, e hizo lo que hizo, porque esa era su verdadera naturaleza. 


Pese a todo, a mí me ha encantado la película. Disfruté mucho de la misma, y es de esas pelis que serán parte de mi colección, porque bien se lo merece. Eso sí, aunque puedan pensarlo muchos, no es una película para niños, que para eso siguen estando las versiones de dibujo de Disney. Estas nuevas versiones, igual que la de La Bella y la Bestia (de la cual os haré la reseña en breve, que me había despistado), no son para niños, sino para que los adultos podamos seguir disfrutando de las historias que nos enamoraron de niños.


Espero que os animéis y acudáis al cine a verla, porque merece mucho la pena.


Un saludo desde mí Mundo Mundano, cada vez más feliz de que se hagan este tipo de historias tan geniales. 

No hay comentarios: