viernes, 20 de junio de 2014

Las ventajas de ser un marginado...

Muy buenas a todos. Llega el finde y ya estoy preparada para pasarlo lo mejor que pueda, y creo que una de esas maneras geniales de pasarlo es viendo alguna buena película. No sé porque, cuando vi esta película en su momento no os hable de ella, pero como hace nada la he vuelto a disfrutar, y ha sido como verla por primera vez, creo que ha llegado el momento de comentaros que me pareció la adaptación al cine de una novela que me encantó, y de la que os hable en su momento. Hoy vengo a hablaros sobre la película Las ventajas de ser un marginado.

El libro, cuando lo leí, fue de esos libros que te enganchan, desde la primera página, hasta la última, y del que disfruté muchísimo (para más información, consultad mi reseña de él), así que la película me generaba una gran expectación, porque quería saber si habían conseguido llegar al mismo nivel, y he de deciros que no solo cumplió mis expectativas, sino que fue aún mejor.


Me parece una adaptación realmente genial, de un libro muy complicado de adaptar (a mi modo de ver), ya que se tratan de los pensamientos de un joven inadaptado, que se siente perdido en un mundo que no llega a comprender demasiado bien, y que por diferentes lazos del destino, la vida le ha dado un par de palos, que ahora, gracias a otro grupo de inadaptados, consigue sobrellevar.


La elección de los actores para interpretar a tres personajes que a mí me enamoraron sobre manera en el libro, la de los tres protagonistas principales, Charlie, Sam y Patrick me han parecido tremendamente acertadas, y creo que tanto Logan Lerman, encargado de interpretar a Charlie, como Emma Watson, encargada de dar vida a Sam, se están convirtiendo en dos esos jóvenes actores, perfectos para enfrentar desde el papel más épico (Percy Jackson en el caso del primero, o Hermione Granger en el caso de la segunda), al papel más anodino, y “marginado” que podrías imaginar. Un nuevo descubrimiento para mí es el de Ezra Miller, encargado de interpretar al alocado Patrick, del cual me enamoré perdidamente nada más verlo aparecer en pantalla, porque no solo cumplía mis expectativas en cuanto al Patrick del que me enamoré en el libro, sino que, sin duda, las superaba.


Creo que es una gran película, que te hace sentir, ciertamente “infinito”, y recomiendo que si te gustó el libro, la veas, porque es realmente magnífica… y si aún no has leído el libro, ni visto la película, corras ahora mismo a hacer las dos cosas, porque bien merece la pena.



Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde yo, cada día, me siento infinita.   

2 comentarios:

Carme A la luz de las velas dijo...

¡Hola! ^^

Le tengo muchas ganas al libro, así después veré la película :D ¡Sólo se leen maravillas, por algo será! jaja
¡Un besazo!

Amixam dijo...

Pues ya veras como te van a encantar, tanto el libro como la película, porque son realmente geniales las dos cosas.

Un beso enorme