lunes, 16 de junio de 2014

Blanca como la nieve, roja como la sangre...

Muy buenas a todos. Empezamos una nueva semana, y aunque aún no me lo creo, estoy aquí, con tiempo, de hacer la reseña antes de irme a trabajar, y después de haber tenido una mañana de lo más productiva. Y ahora, sin más dilación, una reseña, reseñita, que es lo que estáis esperando todos. Hoy, una reseñita literaria, y un poco de amor al más puro estilo italiana. Hoy Blanca como la nieve, roja como la sangre, de Alessandro D´Avenia.

Leo vive en pleno torbellino de la adolescencia, y no solo le toca tener que enfrentarse a las típicas dificultades de esa edad, sino que además, le va a tocar llevar sobre sus hombros una difícil experiencia que le lleva a redefinir sus sentimientos en cuanto a la amistar, el amor, la vida y la muerte, y a aprender a seguir la importancia de sus sueños. Para Leo todas las emociones tienen un color, y mientras que el rojo es el color del amor, de su amada, del color de Beatrice, el blanco es el color de la ausencia, la soledad, la perdida… y la enfermedad.

Lo cierto es que no sabía nada de este libro hasta que un día, paseando por la biblioteca, su portada y su título llamaron mi atención. Lo saqué sobre la marcha y dos minutos después, ya estaba completamente enganchada a la historia de Leo, Silvia y Beatrice.

La historia podría parecer la típica: chico adolescente, enfrentado a los típicos problemas del instituto, enamorado de una chica con la que no ha hablado en la vida, y con una amiga, que se nota desde la página uno, que se muere por sus huesos, pero que él no se ha dado ni cuenta. Sin embargo, la manera en la que Alessandro ha ido plasmando los pensamientos de Leo, de manera sencilla y clara, rápida y concisa, haciendo al lector plantearse muchas cosas, tener presente las reflexiones de Leo y ver cómo se va dando cuenta de que hay cosas que no son tan malas como uno podría imaginar, y que hay cosas malas que les pasan a buenas personas, pero que siempre hay que tener presente que el amor es algo que nos ayuda a superar todas las cosas.

Hubieron varias cosas de esta historia que me han llegado al corazón, y creo que se quedarán ahí para siempre, porque precisamente Alesssandro y sus personajes es lo que han conseguido, llegarme al corazón.

De todas las frases y cosas que me han gustado de la historia, me quedo con una frase concreta, que me ha llegado muy hondo, y que quiero compartir con todos vosotros:

“Cuando nos aburrimos es porque nuestra vida es aburrida”

Creo que es esta frase nos puede ayudar mucho a plantearnos cosas, y a empezar a disfrutar de nuestra vida. Me ha dado cuenta que hace años que no me aburro, ni un solo segundo, así que creo que es porque estoy viviendo bien mi vida, de manera que no sea para nada aburrida. Espero que al leer esta frase, os ayude a plantearos cosas importantes para continuar hacia delante.

Os recomiendo mucho el libro, y os informo de que en breve se estrenará la película, basada en este fantástico libro, y espero también poder verla en breve, porque tengo muchas ganas de ver la adaptación de este fantástico libro.




Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde espero encontrar más sorpresas de estas, de manera tan fantástica e inesperada, simplemente paseando entre estantes de libros, como se ha hecho de toda la vida. 

No hay comentarios: