lunes, 31 de marzo de 2014

Ola de calor...

Muy buenas a todos. Estamos en el último lunes del mes, el último día del mes, y por hoy con más razón, no quería faltar a mi cita de todos los lunes (por eso de ser el último del último).

Además, hoy es un día aun mejor solo porque vengo a hablaros sobre un libro genial, que me ha sorprendido gratamente dado que no esperaba una historia tan buena, de un libro que no es otra cosa que merchandising de una serie de televisión. Hoy vengo a hablaros de Ola de Calor, la “primera novela” de Richard Castle, escritor de ficción de la serie Castle.

Ola de calor es un libro basado en la serie de televisión Castle, pero no es realmente la serie en sí misma, sino que se supone que es el primero de los libros que Richard Castle escribe durante el desarrollo de la serie. Aunque Richard Castle aparece como el escritor de los mismos, y es el actor Nathan Fillion (quien interpreta a Castle en la serie de televisión) el que acude a las presentaciones de los libros, y se encarga de firmar autógrafos con el nombre de Castle, es la propia productora la que se encarga de escribir, editar y promocionar los libros.

 Para aquellos que no hayan visto la serie, os pongo al corriente de la trama del libro:

Nikki Heat es una detective del departamento de homicidios de una de las comisarias de Nueva York. Nikki es dura y muy buena en su trabajo, pero carece de vida social. Ha creado una coraza tras la que se esconde y nunca deja a nadie que la traspase y conozca a la auténtica Nikki. Por otro lado tenemos a Rook, un periodista de investigación, un tanto infantil, divertido, algo inmaduro, y con una forma de ser abierta y discernida, que hace que sus contactos sean infinitos… tanto que ha conseguido permiso para acompañar a la inspectora Nikki Heat en su trabajo, mientras investiga los asesinatos de Nueva York, para hacer un reportaje de cómo trabaja el departamento de policía.    


Si has visto la serie, como en mi caso, y luego te has puesto a leer los libros, te das cuenta de que los personajes del mismo, son, en esencia, los mismos protagonistas de la serie de televisión, cambiando únicamente sus nombres, y en el caso de Rook, su profesión (ya que en la serie, él es el escritor de ficción, no periodista)

Tenía ganas de leerme alguno de los libros, por ver que tal estaban y como lo habían llevado de la ficción de la tele a la ficción de los libros, pero lo cierto es que no tenía muchas esperanzas puestas en las novelas. Sin embargo, estaba completamente equivocada, porque la pluma que se oculta tras el pseudónimo de Richard Castle no solo es buena, sino que es una magnífica pluma que ha conseguido que me sumerja en sus páginas y olvide completamente que estaba leyendo algo creado como promoción de una serie, y me quede con la parte buena, con la historia (magníficamente escrita) y con los nuevos personajes, que, aunque al principio tenían, en mi mente, las mismas caras que los protas de la serie, poco a poco fueron teniendo su propia identidad, y cambiaron de aspecto hasta convertirse en personas completamente diferentes e independientes.

Si te gustan las novelas policiacas, y tu pasión es descubrir quién es el asesino, esta es tu novela. Cuando terminé de leer Ola de calor, ya tenía ganas de hincarle el diente a Calor desnudo, y no solo por que sea genial ir investigando las pistas que vas encontrando para saber quién está detrás de cada acción que llevaron al asesinato, sino porque la historia de Rook y Heat bien merece la pena. Es pasional, con fuerza, y una historia que engancha y quieres saber más, si o si.


Otra cosa que me ha encantado leer ha sido la hoja de agradecimientos, porque son los agradecimientos de Castle, y conociendo la serie, es divertido ver cómo va dando las gracias a los personajes de la serie, como si estos fueran reales.

Al final creo que, me he enganchado a la saga de Nikki Heat, aunque empecé a leerla solo por qué me gustaba la serie, y espero que, hayáis o no, visto la serie, le deis una oportunidad a los libros, porque, pese a los títulos poco atrayentes, la historia en sí misma, bien merece la pena.


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde Nikki, Rook, los Roach y demás personajes de esta novela, se han venido a instalar y a quedar por una buena temporadita. 

No hay comentarios: