viernes, 7 de marzo de 2014

Karin...

Muy buenas a todos. Espero que esta primera semana de mes haya sido tan buena para vosotros como para mí. Estoy de celebración por todos los lados, más que nada, porque he encontrado trabajo, como creo que ya dije anteriormente, y además, el miércoles me han dado la mejor noticia de todas ¡YA SOY LICENCIADAAAAA!. Soy muy feliz con esto de que al fin haya terminado de una vez por todas con la dichosa carrera, y ahora puedo dedicarme al completo a leer, ver series y pelis… lo que me hace enteramente feliz.

Bueno, hoy vengo a hablaros de un manga que me regalaron hace poco, y que me ha parecido realmente genial. El manga en cuestión es Karin, de Yuna Kagesaki.

Por lo que he estado leyendo, es una novela de Tohru Kai, que fue adaptada a manga por Yuna Kagesaki, con algunos de los textos originales de la novela, que se unían a los maravillosos dibujos de Kagesaki. También hay un anime, que buscaré en cuanto pueda, para ponerme a verlo, porque me gustaría mucho ver la historia en movimiento.

La historia que se cuenta en la de Karin Maaka, una adolescente que vive en el Japón actual junto a sus dos hermanos y sus padres. Aunque parece una chica normal, Karin guarda un gran secrete: es descendiente de una larga estirpe de vampiros que emigró al país. Karin no solo forma parre de un grupo que es rechazado socialmente, sino que también lo es entre su familia, ya que no es una vampiresa normal. Ella no necesita beber sangre, puede estar bajo la luz del sol sin quemarse, no le gusta la oscuridad, se relaciona con humanos, y lo más importante, en vez de chupar sangre de los humanos, se la tiene que inyectar, porque ella produce sangre de más. Si con esto no tuviera suficiente, un chico nuevo llega a la escuela, Kenta Usui, y Karin siente hacia él una atracción que no puede evitar… y le hace producir sangre en exceso.  


Me ha encantado tanto la historia en sí misma, como el dibujo de la misma. Las dos cosas hacen de la historia algo divertido, entretenido, con un toque de seriedad, que te entretiene, y cuando te das cuenta, ya has terminado de leerte la historia. Me ha parecido genial, y le agradezco a Aya el regalo, porque me ha encantado, y me alegro mucho de que este manga esté ahora en mi colección, porque es absolutamente genial.


Os recomiendo encarecidamente la historia, porque todos y cada uno de los personajes son geniales, empezando por Karin y Kenta, y pasando por los hermanos de Karin, Ren y Anju, que me parecen realmente fabulosos… sobre todo Anju, con su diabólico muñeco Boogie, que me ha encantado, así como los padres de nuestra prota, Carrera y Henry (el cual me parece graciosísimo, porque siempre está tan preocupado por todo, que no hace sino ir llorando por todos lados, y lamentándose por no poder hacer más por su pequeña, ya que no pueden tener el mismo horario de vida).

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde espero tener un fin de semana tan bueno como parece pintar. 

No hay comentarios: