viernes, 28 de marzo de 2014

Dos chicas sin blanca...

Muy buen comienzo de fin de semana a todos. Ayer por la mañana me puse a ver un ratito la tele, y pusieron un capitulo de una serie que me encanta, y me di cuenta de que no os he hablado aun de ella, así como de un par de ellas más que fui recordando, y creo que vuelvo a tener algo más de material para ir comentando por aquí, sin necesidad de recurrir únicamente a los libros y el cine… y así, cambiamos un poco de aires.

Así que, con motivo de mi “recordatorio”, hoy os vengo a hablar de una de esas series que me han gustado y aun no os he comentado. Hoy vengo a hablaros sobre Dos chicas sin blanca (2 Broke Girls)


Se trata de una comedia de situación en la que dos camareras veinteañeras trabajan juntas en un restaurante de Brooklyn para reunir el dinero suficiente para cumplir su sueño y abrir su propio negocio de cupcakes. Max viene de una familia pobre de clase trabajadora, que está acostumbrada al trabajo duro (de hecho, además de trabajar como camarera también es niñera para la mimada sociedad de Manhattan, y como antagonista de Max tenemos a Caroline, que nació en una familia muy rica, pero que, por culpa de las estafas de su padre, se ve en la calle y sin un duro, para lo que tiene que coger el trabajo de camarera, donde conoce a Max, y con la que terminará compartiendo piso. Al final de cada episodio se muestra la cifra de dinero que han alcanzado, ya que su meta es llegar a conseguir 250000 dolares para poder abrir su negocio de magdalenas.

En la serie hay situaciones cómicas que se van sucediendo unas a otras y que hacen que no pares de reír. Max y Caroline hacen que cualquier cosa tenga su chispa y el hecho de que una sea una chica de barrio y la otra una pija de alta alcurnia, hace que las situaciones sean aun más divertidas. Además, si a todo eso añadimos al caballo, a la vecina de las chicas, que es un completo disparate de mujer (como todos los personajes a los que interpreta Jennifer Coolidge), así como los compañeros de trabajo de las chicas y el propio jefe del restaurante, hacen de un reparto genial, una serie aun más genial.

Cada vez que veo un capítulo de la misma, me rio horrores, aunque ya lo haya visto, porque las cosas que le pasan a estas “dos chicas”, son absolutamente tronchantes.


Una de las cosas que más feliz me tiene de esta serie es que, a diferencia de las últimas series a las que me he enganchado, que no me han durado sino una o dos temporadas, esta ha renovado el pasado 13 de este mes para una cuarta temporada, así que creo que de momento, sigo teniendo Dos chicas sin blanca para una buena temporada.


Espero que aprovechéis este finde para echarle un ojo a esta serie, y ya me contáis que os ha parecido, si eso.   


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde se prevé un fin de semana con risas, porque algún capítulo de esta serie veré, que aún me quedan unos cuantos para ir al día con la misma. 

2 comentarios:

Vanedis dijo...

Parece una serie divertida...me alegro de que te esté gustando y de que haya nueva temporada a la vista, por sus seguidores..
Besos !

Amixam dijo...

Es muy divertida Vanedis, te la recomiendo si te gustan las comedias. Y si, yo también me alegro de que haya nueva temporada a la vista... así no me siento tan mal con eso de que las anteriores me las hayan cancelado XD
Besitos

"Una vuela de tuerca..."

Muy buenas a todos: Llevo ya dos años sin escribir, lo sé. Y es más que probable que ya nadie entre en esta página, porque después de...