viernes, 4 de abril de 2014

Una cuestión de tiempo...

Muy buenas a todos. Comienza el fin de semana, y no podía faltar a mi cita de los viernes para daros una buena recomendación para estos días. En este caso, la recomendación va sobre cine, así que, preparaos un buen cuenco de cotufas (palomitas, para los que no lo entiendan XD), y preparaos para disfrutar de una buena sesión de cine. Hoy vengo a hablaros sobre Una cuestión de tiempo.


A la edad de 21 años, Tim Lake descubre que puede viajar en el tiempo. Después de otra insatisfactoria fiesta de año nuevo, el padre de Tim le dice a su hijo que los hombres de su familia siempre han tenido la capacidad de viajar en el tiempo. Tim no puede cambar la historia, pero sí que puede cambiar lo que le sucede y ha sucedido en su vida. Tras trasladarse a Londres, Tim conoce a Mary, de la que se enamora perdidamente, pero, un desafortunado viaje temporal borrará el maravilloso momento en el que se conocieron. Así que Tim propicia “primeras citas” una y otra vez para volver a conquistarla.


Cuando leí la sinopsis pensé que me iba a encontrar con una película sobre eso: un chico que “la caga” en un viaje en el tiempo, y estropea lo mejor que le ha pasado en la vida, y luego se pasa el resto de la cinta tratando de arreglarlo, viajando en el tiempo, para poder volver a conquistar al amor de su vida. Pero me equivocaba. Cuando me puse a ver la película descubría que es una historia de la vida. Una manera de ver como se desarrollan los acontecimientos de la vida de Tim, y que te muestra que, por mucho que puedas cambiar algunas cosas de tu pasado (en el caso de Tim, gracias a los viajes en el tiempo), las cosas no siempre pueden cambiarse, hay cosas que no se pueden alterar, y la vida tiene que trascurrir hacia delante, sin que nos estemos arrepintiendo cada minuto de nuestra vida, de cómo vivimos los momentos pasados.



En cuanto terminé de ver la película, ya quería volver a ponerla para verla de nuevo, porque la historia a la que al final me enfrenté es mucho mejor de las expectativas que me había creado. Es una historia que tiene de todo: risas, amor, drama y viajes en el tiempo… ¡que más se puede pedir!

Creo que a todos los romanticones como yo, esos a los que les gustaron películas como Notting Hill o Love Actually (del mismo escritor que esta magnífica historia), le va a encantar esta nueva incursión en el mundo del amor, de la vida, y del tiempo…

Espero que os animéis y veáis la película, porque estoy segura de que no os vais a arrepentir nada de nada, y no será de esos momentos en los que te apetece retroceder en el tiempo, y decidir no verla XD.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde Tim y Mary se han ganado un lugar muy grande donde habitar para siempre.

No hay comentarios: