viernes, 23 de mayo de 2014

Arkham Asylum...

Muy buenas a todos. Antes que nada, disculpad mi ausencia del pasado lunes, pero es que me fue completamente imposible darme un salto por aquí para traeros la reseña pertinente. Sin embargo, ahora es tiempo de reseñas y no de disculpas, así que aquí os vengo hoy a hablar sobre una gran posibilidad de entretenimiento para el próximo fin de semana (sobre todo, pensando en que el domingo es el Día del Orgullo Friki… es por ello que hoy os traigo la reseña de Arkham Asylum: Un lugar sentado en una tierra  sensata, más conocido simplemente como Arkham Asylum.

Si, lo sé, otro comic de Batman, y ya van no se ni cuantos. Que pesada que es esta tía, y a ver si lee otra cosa, que nos tiene artos… pero que os voy a decir, no lo puedo evitar, AMO A BATMAN, y cada vez que tengo la oportunidad, me pongo con una de sus maravillosas lecturas, y lo cierto es que la de Arkham Asylum no es solo maravillosa, es absolutamente fascinante.
En esta ocasión se cuenta como el 1 de abril, día de los Inocentes estadounidense, los dementes de hospital psiquiátrico Arkham, comandados por el Joker, se apoderan del asilo y toman rehenes, amenazando con matarlos si no se accede a su petición de que Batman se convierta por una noche en uno de ellos. Batman debe asumir y acatar las reglas de los criminales allí recluidos, y si sobrevive rescatará a los rehenes, pero si no acepta el juego o muere, todos los inocentes serán asesinados. A partir de ese momento, deberá afrontar un terrorífico paseo por el manicomio, y por sus propios demonios internos, comenzando a plantearse si realmente esta cuerdo, o está tan loco como el resto de los internos. Paralelamente  a la narración de la noche de Batman en el asilo, se cuenta la historia del DR. Amadeus Arkham, fundador del asilo, que, irónicamente terminó convirtiéndose en uno más de los internos del psiquiátrico.
 

La historia en sí misma es muy buena, no solo por ver como Batman va planteándose su propia cordura, sino por la propia historia del Dr. Arkham, que me pareció realmente soberbia.

Dave McKeann me ha parecido un excelente ilustrador, que ha conseguido trasmitirme con sus dibujos el terror y el agobio que uno siente al encontrarse dentro del asilo. Me han parecido realmente buenos los dibujos, y una manera perfecta de acompañar las palabras de esta magnífica historia.

Disfruté muchísimo de la historia, y espero que os entren ganas de leerla, porque de verdad que merece la pena… y más aún si eres fan de Batman, como lo soy yo.
Prometo que el próximo comic que reseñe será de otra cosa, y no de Batman, ¿vale? Un saludo desde mi Mundo Mundano, que de verdad de la buena, no está tan obsesionado con Batman como lo podrías imaginar.  

No hay comentarios: