lunes, 24 de junio de 2013

Erase una vez...

Muy buenas a todos.

He estado pensando sobre que hacer la reseña de hoy, y al final me he decidido por algo que mezcla un poco de todo: un poco de cine/televisión y un poco de literatura/cuento. Hoy voy a hablaros sobre la serie Erase una vez.


Hace tiempo, la gente me decía: tienes que ver Erase una vez, porque esa serie te va a encantar. Y aunque yo tenía la sensación de que tenían razón, al final nunca me ponía a verla, porque no me entraban ganas. No sé por qué, tenía una sensación como de que la serie me iba a decepcionar o algo por el estilo, así que lo fui dejando, hasta que hace nada, un amigo me repitió que tenía que ponerme a ver y decidí que había llegado el momento. Le dije a mi maravilloso novio que me la bajara y me puse a ver el primer capítulo, y esa fue mi perdición, porque me enganché de tal manera, que ahora me quedan solo 4 capítulos para terminar la segunda temporada, y los estoy espaciando para que no se me acabe el vicio, hasta la siguiente temporada.
La serie, para aquel que no lo sepa, va sobre una ciudad, Storybrook, en la cual, cada uno de sus habitantes son los personajes de los cuentos de hada (de los de toda la vida), solo que, por culpa de un hechizo, realizado por Regina, la malvada madrastra de Blancanieves, han sido trasladados al mundo real, y viven sin saber quiénes son realmente, encerrados y condenados a no recordar su verdadero ser, hasta que llegue la elegida que ha de romper el hechizo.

Aunque cambian cosas de los cuentos tradicionales, no me importa nada, primero, porque no son los primeros en hacerlo (Disney nos ha mostrado unos cuentos completamente adulterados durante toda nuestra infancia, y ninguno nos hemos quejado), y segundo, porque han conseguido cuadrar de tal forma todas las historias que casan completamente a la perfección, y no es de extrañas que todos los reinos y personajes estén conectados de una manera tan maravillosamente coherente.


Sí, estoy completamente enganchada a la serie, y más desde que apareció cierto Capitán venido de la tierra de Nunca Jamás, que nada tiene que ver con el viejo estereotipo que teníamos de él de niñas (y que ahora, viéndolo como lo retratan aquí, entenderéis porque voy a pasar de ser un Niño Perdido, a ser un tripulante de su barco)


Creo que los creadores de la serie han acertado completamente, y que merece muchísimo la pena pararse un rato a verla.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde ahora vuelven a regir las leyes de la magia, los maleficios y los héroes.  


2 comentarios:

Elwen dijo...

A mí me decepcionó tantísimo esta serie. Toooodo el mundo hablaba de ella y cuando por fin la vi en la tele fue un poco "esto es todo?". No sé, no me engancharon esos primeros capítulos, la verdad.

Amixam dijo...

No sé, yo no la había visto al principio, cuando se entrenó, pero al final, cuando empecé a verla, me enganché y me enamoré de la historia y de algunos de los personajes.

Dale otra oportunidad Elwen (por lo menos, conoce al Capitán, que bien merece la pena)

Un beso enorme mi niña

"Una vuela de tuerca..."

Muy buenas a todos: Llevo ya dos años sin escribir, lo sé. Y es más que probable que ya nadie entre en esta página, porque después de...