viernes, 21 de junio de 2013

Alicia...

Muy buenos días a todos.

Aunque se me ha hecho raro pasar el miércoles sin escribiros, también he de decir que es una gran liberación y que ahora vengo con más energías para hablaros sobre literatura.

Hoy vengo a hablaros de un libro en concreto, pero como es la segunda parte, y aprovechando que en su momento no os hice la reseña de la primera, hoy hago un totum revolutun y os hablo de Alicia en el país de las maravillas y de Alicia a través del espejo.


He comprobado, después de haber leído los dos, una teoría que escuche hace tiempo, y es que, por ahí se dice que si te gusta Peter Pan, no soportas Alicia, y que si te gusta Alicia no soportas Peter Pan… ahora sé que es cierto, porque si en su momento no me gustó demasiado el primer libro, lo del segundo ha sido horrible. He tardado en leérmelo 6 meses, un libro que apenas tiene 201 páginas, y su tamaño es reducido.

A ver, no odio a Alicia, siempre me han encantado las películas (tanto las de dibujos como las de acción real), me gusta la historia a granes rasgos y hay personajes a los que adoro (como el Sombrerero y o Cheshire), pero en general, me pareció, cuando leí el primero, un poco pesado.

En cuanto a este segundo, no es que sea pesado, es otra cosa. Ha sido como una pequeña tortura que se me ha hecho eterna. Era como si a cada frase, Lewis Carroll se metiera alguna cosa distinta y flipara de lo lindo, por lo que nada tiene ningún sentido.

Estás en una tienda, hablando con una cabra y de repente te encuentras en una barca, persiguiendo juncos, y discutiendo si te vas a comer uno o dos huevos, para al final, terminar teniendo una conversación filosófica con el dicho huevo.


No sé, para mí ha sido todo un suplicio tener que leerme el dichoso libro (el segundo más que el primero, todo sea dicho), y no sé, creo que me quedo con la versión de Disney, porque a lo que escribió Lewis Carroll, no hay por donde cogerlo.

Siento mucho si ofendo a alguien con mis palabras, sabéis que no es mi intención, pero yo me quedo con mi Peter, un libro que leo, y releo y jamás me cansaré de leer, y no como el de Alicia, que si no lo vuelvo a tocar en mi vida, tampoco se habrá perdido demasiado.


Un saludo desde mí Mundo Mundano donde espero no encontrarme un tarro donde ponga “bébeme” porque te juro que no respondo.  

2 comentarios:

Elwen dijo...

Siempre tuve curiosidad por leerlo pero tenía la sospecha que para mí, que me gustan las lecturas racionales, iba a ser un suplicio. Eso sin contar que las películas me aburren soberanamente. En fin, lamento que hayas tenido que pasar por esa tortura.

Amixam dijo...

Pues no pases tu tampoco por ella preciosa... olvídate de estos libros y disfruta de lecturas mucho más agradables.

Un beso enorme