lunes, 11 de junio de 2012

Lost Brain...


Bueno y en mi caso, agobiados días a todos. Hoy no tengo un buen día, la verdad. Entre repasar como una loca para mi último examen de este mes, y ver notas que aunque te esperas, siempre joden, creo que el día de hoy no está saliendo del todo maravilloso. Sin embargo, creo que es el momento perfecto para hablaros de un manga, que ya toca, y así despejarme un poco la cabeza. El manga en cuestión se llama Lost Brain.

Esta historia está contada solo en tres tomos (lo que la hace muy fácil de leer) y trata sobre la vida del estudiante Hiyama Ren. Él es muy inteligente y piensa que el resto de la gente es inferior a él, aburrida y muy limitada, y su mayor deseo es acabar con ese mundo que considera tan imperfecto. Un día, encuentra la solución a sus problemas, cuando, tras acudir a una clase magistral de hipnotismo, comprende que este le proporcionará la solución al tener la posibilidad de manipular a la gente a su antojo, hasta el punto de conseguir que la gente haga cualquier cosa, por muy peligrosa o inconsistente que sea, para que le ayude de esta manera a conseguir su enfermiza utopía.

Cuando comencé su lectura, me recordó muchísimo a Death Note (ya os hablaré de él cuando lo reseñe), otro manga que tiene un carácter un tanto parecido en cuanto a la intención del joven protagonista, de cambiar el mundo a su antojo y de una manera un tanto “radical”, y sobre todo, porque el dibujo se me parecía bastante. Sin embargo, después de comprobar que los dibujantes son diferentes y que este es posterior a Death Note, supongo que lo que trataban de hacer los creadores era continuar con la estela dejada por el primero, ya que esta primera había dejado un gran número de fans.

Sin embargo, he de decir que, aunque al comienzo se me pareció a Death Note, después se despega totalmente de este y va por un camino totalmente separado. Al final, la historia se me hace un tanto corta (en comparación con Death Note que se me hace excesivamente larga), y el final me parece un tanto precipitado, ya que, antes de que te des cuenta todo a acabado y te quedas un poco trastocado pensando en que ahí te has perdido algo, pero no, eso es todo y se acabó.

Creo que la historia está bien para leerse en una tarde de estas que llegan ahora, con el verano y las pocas ganas de hacer nada, así que, aunque el final a mi me dejo un tanto extrañada, creo que es una buena lectura, y una buena recomendación por mi parte para los amantes del manga y del género policial y un tanto fantástico (porque eso de ir hipnotizando a gente por ahí, como que yo, no me lo trago XD)


Espero que la recomendación os haga tener, por lo menos, un día mejor que el mío, pero sobre todo, espero poder tener tiempo de repasarme todo un par de veces más, para ir mañana a bordar el examen de las narices, y poder descansar un poquito antes de tener que volver a empezar a estudiar como una loca.

Un saludo desde mi Mundo Mundano, con ganas de que de verdad llegue para mí el verano.

3 comentarios:

Lana Drown dijo...

Estaba leyendo el primer párrafo de tu reseña y pensando "se me recuerda a Death Note", jajajaja.

Pues nena, mucha suerte para mañana, y qué gran valor el tuyo hacer las entradas con los exámenes ahí delante. No te preocupes que habrá días mejores. Mucho ánimo.

¡Besotes!

Iseo dijo...

Me encanta tu Blog, está completísimo, pásate por el mío, SALUDOS¡

Iseo :)

http://elsilenciotienemusa.blogspot.com/

Amixam dijo...

Lanita, dentro de nada me cojo las vacaciones para terminar los exámenes que me quedan... a ver. Besitos

Iseo, me alegro que te guste. Por tu blog me paso ahora mismo. Un beso