miércoles, 6 de junio de 2012

Hex Hall II y Hex Hall III...

Buenas a todos. Tratando de despejar la cabeza de tanto filosofo chungo que no dijo más que tonterías hace un montón de siglos y que nada tienen que ver con el arte (o por lo menos yo no se lo veo), creo que ha llegado el momento de pasar a pensar en cosas más agradables y es por ello que os no os traigo una, sino dos reseñas literarias. Así que, aquí estoy, para hablaros de una fantástica trilogía. Os hablo de Hex Hall II. Desafío y Hex Hall III. Embrujo.

Ni se os pasa por la cabeza la de ganas que tenía de leer esta trilogía tan rosa y tan “oscura” a la vez. Ya había leído su primera parte y me enganché a ella, y cuando leí la segunda, tengo que confesar que, no solo seguí enganchada, sino que necesitaba continuarla para saber qué era lo que iba a pasar al final.

En Hex Hall II, cambiamos por completo de ubicación, y pensé que, la vida lejos del internado, no me llamaría nada la atención, pero estaba completamente equivocada. La vida fuera de las paredes de Hecate Hall solo podían mejorar y hacer mucho más interesante la historia, y complicar un poco más la vida de nuestra Sophie.




La vida de Mercer no solo se vuelve más interesante, sino que las cosas se complican de lo lindo para ella y Jenna, y eso siempre es de agradecer, porque ¿quien quiere leer cosas aburridas del día a día de una persona normal, cuando ya está viviendo su propia vida? Además, en esta parte de la historia, conoceremos al padre de Sophie, alguien que merece la pena ser conocido (o por lo menos, a mi me pareció así)

En cuanto a la tercera y última parte de esta trilogía, he de confesar que había leído de todo, desde criticas que ponían este final por los aires, hasta gente que decía que al final Rachel Hawkins había estropeado la historia. Sin embargo, ahora que por fin sé que les ocurren a nuestros protagonistas; ahora que ya sé que es lo que terminará eligiendo Sophie; después de conocer los destinos de Archer, Cal y Jenna, puedo afirmar, que a mí, sí que me ha gustado este final.


Creo que Rachel ha sido atrevida, y a decidido terminar algunas cosas de una muy buena manera, que nadie se esperaría, y por lo cual tengo que decir touché, ya que lo ha conseguido, Rachel ha sido capaz de sorprenderme y de que no diga “que asco de final”, como últimamente me suele pasar con algunos finales de sagas.

Bien es cierto, también, que es un final un tanto abierto, y me ha dado la impresión de que, aunque se supone que este es el último libro y que aquí debía terminar todo, Hawkins a dejado un par de hilos a los que poder agarrarse para continuar la historia en otro momento, porque, ahora es cuando más historias le pueden quedar a Sophie por vivir.

La verdad es que no puedo quejarme con el final. No es que sea épico, pero sí que, como ya he dicho, me ha parecido un buen final, y para aquellos que aun no se han sumergido en el mundo de Hex Hall, creo que ahora que todo ha terminado, es un buen momento para adentrarse en él, y leerlo todo de un tirón.

Espero que se os abra el apetito de lectura rápida, ligera y muy entretenida, y le hinquéis el diente a esta trilogía, para que luego vengáis a contarme si habéis quedado satisfecha como yo, o esperabais “otro” final.
Hasta el momento, aquí dejo esto.

Un saludo desde mi Mundo Mundano, donde por fin he encontrado mi final.

PD:  He estado mirando y ya sois 74 los que me seguís. Creo que como siga así la cosa, pronto tendremos que celebrarlo por todo lo alto, y si acaso, celebrar algún concursito o así. Gracias a todos los que estáis ahí. Me hacéis tremendamente feliz.


2 comentarios:

Syley dijo...

Yo ando buscando bastante tiempo la tercera parte, ya que me encantaron los dos primeros libros, el problema que ahí es que, no me gustaron mucho, bueno, me gustaron bastante solo que me costo algo bastante para poder tragármelo, supongo que fue por que tenía otros cinco libros que me interesaban bastante xD y al final deseaba terminarme ese, supongo que si encuentro la tercera parte, me lo volvería a leer.

Amixam dijo...

Te entiendo Syley. Esas cosas pasan mucho (o por lo menos, a mi me pasan mucho) Soy de las que como tengo algo mejor esperando, al final, algo bueno, no me parece tanto como lo es. Es cierto que no son los mejores libros que me he leído, ni de lejos, pero me gustaron mucho, y disfruté de cada una de sus páginas. Cuando hayas terminado con todo lo que tengas pendiente, hincale el diente, porque bien merece la pena.

Un beso enorme