viernes, 19 de diciembre de 2014

Downton Abbey...

Buenas, buenas, buenas… siento que el lunes no pudiera pasarme por aquí, pero no es que estuviera ocupada, sino lo siguiente, y me fue completamente imposible sentarme delante del ordenador para actualiza. Ahora llega el fin de semana de nuevo, y es momento de disfrutar y tener algo que hacer durante este tiempo de esparcimiento… así que, nada mejor que una buena recomendación, y como ya os he dado mucho la vara con eso de que pronto os hablaría de Downton Abbey, mejor lo hago ya XD.


Downton Abbey es una serie dramática inglesa, que arranca en el año 1912, cuando, la vida en el condado de Downton, Yorkshire, cambia drásticamente cuando el futuro heredero muere en el hundimiento del Titanic. El nuevo heredero es un joven abogado de clase media llamado Matthew, primero lejano del conde Robert Crawley, que tiene el derecho de heredarlo todo ya que el conde no tiene hijos varones, y sus tres hijas, Mary, Edith y Sybill, no pueden heredar. Este vuelvo de la fortuna no agrada a los miembros de la familia ni a los criados, creando situaciones y malentendidos de los más dispares.

La serie se desarrolla alrededor de la vida de la aristocrática familia del conde Grantham, su madre, su esposa, sus tres hijas y otros pariente y amigos, así como sus números criados, a principios del reinado de Jorge V, en las primeras décadas del siglo XX, y tiene como cuestión de fondo el destino de los bienes de la familia, y de sus múltiples criados.

No sé si es que siento un amor demasiado profundo por todas las series británicas o qué, pero lo cierto es que en cuanto empecé a ver la serie, me enganché de una manera tan grande que, en apenas dos semanas ya me había visto las cuatro primeras temporadas (las que están en español), y ya estoy mordiéndome las uñas a la espera de la nueva temporada.

La serie engancha totalmente, porque la historia es muy buena, y los personajes son realmente fantásticos. Yo y el amor que siento por los actores británicos, hacen que cada uno de los personajes (hasta los más villanos de ellos), sean absolutamente geniales, y te enganchen sus vidas y problemas completamente.

Tanto la estética, como la música hacen de la visión de conjunto algo realmente magnífico, y el hecho de que el tiempo en la serie vaya pasando de una manera tan sutil, que sin darte casi cuenta, van transcurriendo los años (cambios que vas viendo gracias a las ropas, las actitudes, y los momentos transcendentales de la historia, como la guerra) hacen que la historia sea aún más creíble.


Mi única queja con respecto a la serie es que, al igual que G.R.R. Matin, cada vez que me enamoro de un personaje (ya sea masculino o femenino), sufre una tragedia que no veas, así que es difícil encariñarse con alguien, ya que sabes que si lo haces, algo va a pasarle.


De resto, la serie es absolutamente genial, y no tengo ninguna crítica mala de ella, porque, como ya he dicho, tanto la historia, como los personajes, son absolutamente magníficos, y no es que os recomiende la serie, sino que os obligo a verla a todos, y a disfrutar de ella.


Un saludo enorme desde mí Mundo Mundano, donde se espera con impaciencia que estrenen ya la quinta temporada.   

No hay comentarios: