viernes, 30 de agosto de 2013

Modern Family...

Muy buenas a todos. En nada acudiré al cine para poder ver la primera adaptación de la saga Cazadores de Sombras, pero antes, no quería faltar a mi cita del viernes para traeros una actualización.

Dado que llega el fin de semana, creo que es mi deber daros algo de entretenimiento, y aunque yo he llegado tarde a engancharme a esta serie, y lo más seguro es que todos la conozcáis ya, no quería dejar de hablaros de ella. La serie en cuestión no es otra que Modern Family.


Todas las familias son diferentes, y eso es algo que todos sabemos de sobra, pero aunque cada familia es única y especial, muchos podemos sentirnos identificados con algunas de las cosas que les pasan a estas tres familias, que en realidad son una sola.



La serie nos cuenta las historias y desventuras de la familia Pritchett, a través del cabeza de familia, Jay Pritchett y su nueva esposa Gloria y el hijo de esta Manny, y de los dos hijos de Jay, que a su vez tienen sus propias familias (Claire, casada con Phil Dunphy, y de cuyo matrimonio parten tres de los personajes que más gracia me hacen, sus hijos Haley,  Alex y Luke) y el otro hijo de Jay, Mitchell, que junto a su pareja Cameron, tienen a Lily, una niña vietnamita adoptada por la pareja, que a medida que ha ido creciendo se ha convertido en uno de mis personajes favoritos, por las ocurrencias y las frases de la peque.

La serie va ya por su cuarta temporada, y en poco menos de dos meses yo he hecho “cuasi maratón” y me la he visto.

La serie ha conseguido que en ocasiones, me salten las lágrimas de la risa, sobre todo, cuando Gloria saca su vena colombiana, y decide defender todo tan apasionadamente.


Cuando la estrenaron, no le presté demasiada atención, y no llegué a ver ningún capítulo, pero después de un tiempo, pille algunos en un zapping y terminaron enganchándome, porque aunque ninguno de los personajes se parecen ni a mí, ni a nadie de mi familia, si que tienen alguna cosa mía o de mi familia, y esas cosas siempre hacen gracia (cuando lo ves reflejado y te acuerdas de esos momentos en los que, no sé, no quieres reconocer frente a tu pareja que te has equivocado, o ese momento en que te planteas si es bueno o no tener a tu padre en facebook XD)

La serie tiene mucha gracia, y a conseguido que me ría a carcajadas hasta de las cosas más idiotas, como ver como un perro se lanza a la piscina, según su propietario, porque la pobre se quiere suicidar (creo que alguien debería recordarle a Jay que todos los perros saben nadar XD)

Os recomiendo a los que aun no han descubierto esta maravilla, que le echen un ojito, porque bien merece la pena.


Un saludo desde mí Mundo Mundano,  donde esta noche, los cazadores de sombras volverán a invadirlo todo.  

No hay comentarios: