viernes, 12 de octubre de 2012

Oh! My Lady...


Muy buenas a todos. Espero que estéis disfrutando de este fin de semana largo y que vayáis a programaros una gran cantidad de cosas divertidas para hacer. Yo, para proponeros algo divertido en lo que emplear este maravilloso puente, os vengo hoy a hablar sobre un dorama de esos que te hacen disfrutar desde el primer al último de sus capítulos.

El dorama en cuestión se llama Oh! My Lady, y por unas y otras razones creo que os va a gustar muchísimo a todos aquellos que le den una pequeña oportunidad.


Cuando elegí el dorama para verlo, lo hice aun no sé porque razón, pero puedo deciros que después de verme sus dieciséis episodios casi en dos días, he disfrutado del dorama enormemente.

Sung Min Woo es una celebridad arrogante y un tanto antipática que de repente, ve como su vida da un giro de 180º cuando conoce a Yoon Kye Hwa, una mujer de 35 años, divorciada y con una hija a su cargo, que tiene que dejar al cuidado de su padre porque no tiene dinero ni una casa. Yoon Kye consigue trabajo como empleada domestica para Sung Min, pero la cosa acaba siendo un desastre, y poco después, esta consigue trabajo en una compañía musical solo si es capaz de traer a Sung Min para que actúe en la nueva producción. Parece que las cosas no pueden ir a peor, hasta que de repente aparece Ye Eun, una pequeña niña de cinco años, que porta una carta donde pone que su padre es Sung Min y que a partir de ese momento, tiene que hacerse cargo de la misma, y gracias a la cual, Yoon Kye hará chantaje a nuestra celebridad arrogante, para que no hable de su paternidad a la prensa.

Lo cierto es que, aunque tiene un trasfondo un poco triste, con eso de que Yoon Kye no tenga dinero ni para cuidar de su propia hija, y que Sung Min no quiera reconocer a la pobre Ye Eun como su hija, lo cierto es que, cuando se unen todas estas casualidades, y vas viendo poco a poco, como se van solucionando las diferentes situaciones, lo cierto es que comienzas a disfrutar mucho de la historia, y estas deseando que las cosas pasen para ver cómo se van enfrentando a cada uno de los nuevos problemas nuestros protagonistas.  


Disfruté muchísimo de la serie, y si a eso le añadimos que Sung Min es interpretado por el guapísimo Choi Si Won, más conocido como Siwon, uno de los miembros de Super Junior (uno de los grupos pop más importantes de Corea), siempre es de agradecer. Además, Kim Yoo Bin, la niña que interpreta a Ye Eun es una autentica monada, y solo verla corretear por la casa, sacando de quicio a su inexperto e inepto padre, hace que una sonrisa acuda en todo momento a tu cara.


Creo que es un gran dorama, y que merece mucho la pena verlo, pera que se disfrute de unas risas en este largo fin de semana.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, con ganas de encontrarme de nuevo Siwon, porque la verdad, me ha gustado mucho verlo interpretando este papel.

2 comentarios:

Alba Úriz dijo...

¡Hace un montóoon que no veo un dorama! Qué pinta más mona tiene éste :).

Amixam dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí Alba, y te digo ahora mismo que si no tienes ningún dorama que ver ahora mismo, y tiene ganas de disfrutar de algo así después de mucho tiempo, esta es una opción maravillosa.

Un beso enorme y me alegro de que pases por aquí y de que me comentes.

"Una vuela de tuerca..."

Muy buenas a todos: Llevo ya dos años sin escribir, lo sé. Y es más que probable que ya nadie entre en esta página, porque después de...