miércoles, 17 de octubre de 2012

Frankenweenie...


Muy buenas a todos. Se acerca Halloween (mi fiesta favorita del año) y que mejor manera de disfrutar de ella que acudiendo al cine a ver una gran película de esas que recuerdan las buenas películas de terror. Os estoy hablando de Frankenweenie, la última obra de Tim Burton, que recupera la esencia de sus mejores películas (Pesadilla antes de Navidad, Beeteljuice, etc.)


Tim Burton llevaba una temporada haciendo películas que dejaban mucho que desear (aunque a mí, he de confesar, que me habían gustado pese a que no llegaban a su nivel), pero con Frankenweenie parece que ha querido reconciliarse con su estilo y su manera de ilusionar al público.

Basada en un corto que creo cuando trabajaba en la Disney, allá por el año 1984, vuelve a reunir los elementos del cine clásico de terror, desde el blanco y negro hasta los monstruos  de las buenas películas de terror, aquellas que daban miedo y no asco.


La historia es la de Victor Fankenstein, un niño que adora a su mascota Sparky y cuando esta muere atropellada, Victor decide que los conocimientos de ciencias aprendidos en clase sobre la estimulación de los músculos mediante los impulsos eléctricos pueden ser aplicados a la resurrección de su querido amigo perruno.

Siguiendo la idea original del maravilloso corto que realizó en 1984, Burton añade un poco más de acción, con nuevos compañeros de clase que quieren emular a Victor y donde añade nuevos monstruos que harán las delicias de todos los amantes de las películas clásicas.

Una historia maravillosa, que además hará que nos riamos muchísimo no solo con cada una de las referencias, sino con diversos golpes. Yo solo recomiendo que recordéis un nombre: Colosus, y que lo tengáis muy presente para que luego me contéis que os ha parecido.


Creo que la película merece muchísimo la pena, y que será una muy buena manera de pasar no solo el día de Halloween, sino cualquier otro día que deseéis ir a verla.

Y por si alguien no ha disfrutado de este maravilloso corto de Burton, aquí lo dejo para que lo podáis ver, y así, de paso, disfrutéis de la interpretación del Victor de carne y hueso, que en su momento fue interpretado por el fantástico Barret Oliver (para aquellos que no lo sepas o no lo ubiquen, es el niño que hacía de Bastian en La historia Interminable)


Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde Sparky y Victor siempre tendrán un lugar muy grande en mi corazoncito.   

2 comentarios:

Pasajes románticos dijo...

Me encanta Tim Burton y quiero ver esta película pero como dices las últimas no han estado muy allá. Y a parte con lo poco que dura no pago una entrada de cine para estar hora y poco...

un beso
Dácil

Amixam dijo...

Dácil, pues te diré que merece la pena. De lo ultimo que he visto de cine, es lo mejor... A mi no se me hizo corta para nada, así que piensatelo.

Un beso