lunes, 9 de abril de 2012

Porque me gustas...

Muy buenas tardes, casi noche ya. Hoy vengo con pocos ánimos, porque la semana de vacaciones se ha terminado, y yo he vuelto a mi rutina de levantarme a las 7:00 de la mañana, para ir a la facultad, y volver a casa agotada para ponerme a estudiar una vez más. Sin embargo, en mi afán por no perderme ni un solo día de actualización, aquí estoy, al pie del cañón, escribiendo esta reseña para mi maravilloso blog (al que aun le quedan un par de retoques por dar)

Precisamente con este fin, hoy os traigo la reseña de un manga compuesto por dos tomos únicamente, que releí hace poco. El manga en cuestión es Porque me gustas (Datte suki nandamon, en Japonés), de la mangaka Wataru Yoshizumi, creadora de uno de mis mangas favoritos, Marmalade Boy.


Porque me gustas cuenta la historia de Moka, una estudiante de 16 años, que busca su primer amor verdadero. Un día, al ir a la biblioteca a buscar un libro sobre el pintor Chagall, conocerá a Masato, un chico guapísimo, que casualmente, está consultando el mismo libro que Moka quiere sacar de la biblioteca. En ese momento, con el simple gesto de Masato de dejar que Moka saque el libro antes, despierta en ella una pequeña llama, que le hará tratar de saber todo lo posible del joven artista, sin embargo, no le va a gustar lo que descubrirá, y es que Masato solo sale con chicas que ya tiene novio, y Moka no entra en su rango de acción.


No voy a contar nada más de la historia, porque sería desvelar demasiado, ya que como he dicho, la historia no es demasiado larga, porque está contada en dos únicos tomos.

Como suele pasar con los personajes de un mismo mangaka, estos suelen tener un cierto parecido de unas series a otras, y esta serie no iba a ser la excepción, así que cuando uno contempla a Masato un poco, se da cuenta enseguida que, físicamente, es una copia, en este caso con gafas, y pintor, más que arquitecto, de Yuu Matsuura. Sin embargo, ahí termina el parecido entre estos dos personajes, ya que el carácter de Masato nada tiene que ver con el alegre Yuu. Moka si que tiene un parecido más notable con Miki Koishikawa, y no solamente física, sino también en cuanto a su carácter enamoradizo y su forma de comerse un tanto la cabeza por culpa de los problemas con los chicos.

Además, encontrareis parecidos con otros personajes masculinos, pero solo en lo que se refiere al físico.
Pese a todo, como ya he dicho, la historia merece la pena, y al contrario que me pasó con Solamente tú (también de esta autora), esta historia si que me ha gustado mucho, y a conseguido cautivarme (aunque no tanto como lo hizo en su momento Marmalade Boy)

Una de las cosas que me gustan de Wataru Yoshizumi es que suele introducir en sus historias el arte, ya sea hablando de grandes pintores, como en este, o de magníficos escultores (como pasa en Marmalade Boy). Sus protagonistas masculinos suelen tener una especial sensibilidad para el arte, y eso es algo que me gusta (como buena historiadora del arte que soy)

Bueno, espero que os llame la atención la recomendación de hoy lunes, y que si tenéis un ratito, le deis una oportunidad a este manga, que es muy cortito, y no os ocupará mucho tiempo.

Un saludo enorme desde mi Mundo Mundano, con ganas de que comiencen las vacaciones de nuevo.

3 comentarios:

Plexiglas dijo...

merlin!!! te juro que pense que masato era una digievolucion de yuu... ya sabes que te digo, no? que lo quiero!!! ^^

Elwen dijo...

Madre mía, el parecido es tremendo.

No sé yo si estoy para de tontaca de Miki pero si me animo te los pido. Con los mangas reconozco que soy la cosa más ñoña del mundo.

Amixam dijo...

Yuu... digo, Masato, mola mil, y la historia es super cortita (como para que no te canses Elwen, de tontucada) y es ñoña hasta decir basta (como nos gusta a las tres en este tipo de historias), así que no hay problema que yo os los hago rular.

Un beso enorme a las dos

"Una vuela de tuerca..."

Muy buenas a todos: Llevo ya dos años sin escribir, lo sé. Y es más que probable que ya nadie entre en esta página, porque después de...