sábado, 25 de junio de 2011

Blacksad...

Hace poco me leí el cuarto volumen de un cómic que realmente me enamoró desde su primerísima página, no solo por su fantásticas ilustraciones, sino por su trama trepidante, y su manera de contar unas historias tan enigmáticas y fabulosas. Os hablo de Blacksad, un cómic con guión de Juan Díaz Canales y dibujo de Juanjo Guarnido.

Ambientado en los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, la trama nos narra las diferentes casos a los que se enfrenta el detective John Blacksad.

Uno de los encantos y delicias de la serie, es principalmente el hecho de que los personajes de la misma son todos animales antropomórficos, con unas caracterizaciones tan humanas, y cuya trama engancha de tal manera, que hace que estas historias, de género negro, nos transporten directamente a ese mundo, sin cuestionarnos en ningún momento nada.

Blacksad: un lugar entre las sombra, es la primera entrega de esta serie, que nos cuenta la historia de de cómo Blacksad investiga el asesinato de una actriz con la que mantuvo una relación sentimental en el pasado.

En Blacksad: Arctic-Nation, segundo volumen de la saga, conocemos el caso en que Blacksad es contratado para esclarecer el secuestro de una niña negra, de nombre Kyle, en un barrio con tremendas tensiones raciales entre blancos y negros.

En Blacksad: Alma Roja, el tercer volumen, la historia se sitúa en momentos previos a la caza de brujas del Macarthismo, cuando Blacksad regresa a su ciudad natal después de trabajar como guardaespaldas para el anciano y rico Hewitt Mandeline.

El último volumen de la saga (de momento) es Blacksad: El infierno, el silencio. Blacksad es contratado por Fausto Lachapelle, un productor de música jazz, afectado de cáncer, para que encuentre a Sebastian "little hand" Flecher, un talentoso músico adicto a la heroína que se caracteriza por que su brazo derecho es significativamente más corto que el izquierdo, que ha desaparecido misteriosamente abandonando a su mujer embarazada.

Cuando me prestaron este último, me dijeron que era el más flojito de los cuatro, sin embargo la trama a mi me gustó mucho, no sé si por el hecho de que este está ambientado en Nueva Orleans, y tiene de por medio todo el tema del vudú, y esas cosas.

Bueno, únicamente me queda decir que es un comic realmente fantástico, al que deberíais dar una oportunidad cuando podáis, porque de verdad, creo que os puede gustar.


Un saludo desde mi Mundo Mundano, en el cual, las pausas entre apuntes, se me hacen muy cortitas

3 comentarios:

Nami Shion dijo...

Blacksad es un cómic magnífico, Tor se los ccompra desde hace años. Lo malo de los álbumes europeos es que tardan tanto en salir, que cuando te compras uno nuevo, ya no te acuerdas que ha pasado en los anteriores XD.

Lana Drown dijo...

Soy una desentendida total en lo que se refiere a cómics, pero de éste por lo menos puedo decir que me encantan los dibujos ;)

Amixam dijo...

Nami, en eso tienes razón... es un poco desesperante, y más si no tienes los comics en concreto y no los puedes releer XD.

Lanita, si te gusta la novela policiaca a lo mejor este comic te gustaria... y más si ya dices q te gustan los dibujos XD

Un beso a las dos, y gracias por los comentarios guapas