viernes, 4 de enero de 2013

Todos los días de mi vida...


Muy buenas a todos. Hoy hago un alto en los apuntes para traeros la reseña de una película que, aunque se estrenó hace algún tiempo ya, yo vi hace poquito.

La película en cuestión se llama Todos los días de mi vida, y en ella se nos cuenta la un tanto trágica historia de Paige y Leo, quienes, tras sufrir un accidente de coche en el que Paige entra en coma, y al despertar no recuerda nada de los últimos años incluyendo a su marido, tienen que superar estas tristes circunstancias para volver a estar juntos y enamorados como lo estaban al comienzo.


La historia, basada en un hecho real, me ha llegado al corazón y es que, tiene que ser realmente duro encontrarte en semejante situación, y la perseverancia de Leo, así como el gran amor que expresa en toda la cinta por Paige, hace que aunque uno no quiera, se sienta conmovido.

Igual que me pasó con Posdata: te quiero, esta película para mí es la expresión del más puro y fuerte de todos los amores, que está presente en cada una de las acciones de nuestro protagonista.


Te cuentan como la vida te puede cambiar en un instante, y como tenemos que luchar con garras y puños por todo aquello que queremos tanto para preservarlo, como para recuperarlo.

Mi escena favorita, sin lugar a dudas, es la boda de ambos, porque no es solo romántica, sino divertida y el lugar elegido me parece genial, aunque supongo que eso tiene que ver con que soy historiadora del arte, y los museos me pueden XD. 


L a vida es dura, y tenemos que sobreponernos y luchas para poder llegar a ser felices.

Bueno, la película me gustó bastante. Es la típica cinta sensiblera y ñoña, de esas que nos gustan mucho a las chicas, y de la que estoy seguro que disfrutareis todos los que decidáis  poneros a verla.

Un saludo desde mí Mundo Mundano lleno de amor y cariño en este nuevo año.

2 comentarios:

Elwen dijo...

Apuntada queda para un atracón ñoño. Me encantan este tipo de pelis y verlas sola más, que así lloro como una descosía sin mosca xD

Amixam dijo...

Elwne, como nos parecemos en ese sentidos. Yo me la vi solita, y con una cajita de pañuelos al lado.

Un beso enorme guapísima