lunes, 14 de enero de 2013

Hades...


Muy buenas tardes a todos. Hoy aprovecho mi “momento de descanso”, antes de volver a meter la nariz en los apuntes de mi examen de mañana, para hablaros un poquito del la segunda parte de la trilogía Halo, en este caso el libro de Hades.


Seguramente ahora os preguntareis, los que leísteis la reseña que hice de Halo, porqué razón he leído la segunda parte de la saga, si la primera no me gustó nada. Pues la razón es, simplemente que, yo soy así, pese a todo, trato de darle segundas oportunidades a las cosas y a las personas, aunque en más de una ocasión me he llevado un chasco, y con Hades es precisamente lo que me ha pasado.

Esta “segunda” oportunidad no ha sido una buena idea, la verdad, y aunque quería saber que más podía dar de si esta historia, lo cierto es que ni puede, ni parece haber dado más.

Volvemos a lo mismo que pasó con la primera novela: una portada preciosa, algo que promete un poco, y vuelta a los mismos conceptos, no solo maniqueos, sino también a las cosas de Beth, esas que en la primera novela  te ponían los pelillos de punta porque terminaba poniéndote  de los nervios.

Lo bueno de esta novela son algunos de los personajes secundarios, como  aquellos a los que conoce Beth durante su estancia en el Hades, así como Jake, que parece aun mejor en este libro, sobre todo comparándolo con el, cada vez más plasta de Xavier, al que tengo ganas de coger y dar un buen sopapo.

Vamos, que la cosa, con esta segunda parte, no ha mejorado en absoluto mi opinión sobre la saga. Lo siento mucho Alexandra Adornetto, pero tu prosa no me agrada y tu historia no me convence. A ver si hay más suerte la próxima vez, porque esta como que no.

Un beso y un abrazo desde mí Mundo Mundano, que ahora se vuelve a meter de lleno en los apuntes de mi examen de mañana. 

2 comentarios:

Lana Drown (La Biblioteca Encantada) dijo...

Estos libros no creo que los lea, la verdad, no me llaman nada. ¡Valor el tuyo de atreverte con el segundo después de la primera experiencia! Jajajaja.

Amixam dijo...

Lo sé... y ¿sabes qué es lo peor?... que probablemente leeré el tercero para ver como acaba la cosa.
Así que, Lana, hazte caso a ti misma, y no los leas, porque no merece la pena XD

Un beso guapa