miércoles, 7 de noviembre de 2012

James Bond...


Muy buenas a todos. Hoy vengo acompañada del agente británico más importante de los últimos 50 años, y para todos aquellos que no conozcan su nombre es Bond, James Bond.


Y tras esta pequeña presentación al estilo más 007, hoy vengo a hablaros de no una, ni dos, sino tres películas de este agente secreto al servicio de la corona Británica, que no es ni tan secreto ni tan malo como yo pensaba.

Es cierto que no he visto todas las películas de Bond, y que cada vez que mi padre (un gran fan de la saga) ponía alguna de ellas, yo aguantaba como diez minutos, para, poco después, salir disparada a hacer cualquier otra cosa que no fuera sufrir con las películas. También he de confesar que una vez fui al cine a ver una de las interpretadas por Pierce Brosnan y que me aburrí tanto que no logro ni acordarme cual fue la que vi, ni de qué carajo iba. Como era de esperar, cuando cambió a Daniel Craig, dado que no me gusta el actor, y como seguía sin gustarme nada Bond, yo seguí pasando de verlas, pese a que la gente no hacía sino decirme que estas nuevas entregas estaban la mar de bien, y que poco tenían que ver con los clichés establecidos con las películas anteriores, pero yo seguía en mis treces y no había visto ninguna (si no contamos los trozos de Casino Royal que me había medio visto, cuando mi padre y mi hermano se ponían a verla).

Sin embargo, se han dado una serie de circunstancias este fin de semana, y no me refiero a que se cumplan 50 años de la saga, sino que mi hermano y mi novio me han “obligado” a verlas. Y digo “obligado” así, entre comillas, porque tampoco es que me hayan obligado realmente, pero sí que se empeñaron en ir a ver la última, Skyfall, el lunes al cine, y para ello, era necesario que yo viera las dos anteriores, Casino Royal y Quantum of solace, antes de embarcarme en el visionado de la última.

Una vez vista las tres, he de deciros que si, estas no solo me han gustado, sino que me han encantado, y que muy probablemente, si la saga sigue así voy a continuar viendo las nuevas que se hagan a partir de ahora, eso sí, anoche intenté ver con mi padre El mundo nunca es suficiente, que la estaban poniendo por la tele, y aguante mis diez minutos de rigor antes de levantarme y mandarla al carajo porque me parecía más que nada un chiste mal contado.

Creo que lo que me ha gustado de estas tres últimas es precisamente que son mucho más realistas que las antiguas. Bonds no se saca cada dos por tres un gacheto-trasto de la manga, sino que es un agente normal, que acude a sus puños y a armas normales y no inventos locos, para tratar de arreglar las cosas. Me ha recordado bastante a Bourne, y eso es lo que me ha gustado.



Sobre Casino Royal y Quantum of solace solo he de decir que las disfruté mucho. La primera se me hizo un tanto más larga que la segunda (cosa que, por lo que me han comentado todos, es rara, porque precisamente a ellos les ha pasado al revés), pero aun así, y pese a mis prejuicios, me encantaron.

En cuanto a Skyfall, la última película del agente 007, que fui a ver el pasado lunes al cine he de decir que me ha encantado. Tiene la acción justa, así como una trama bastante entretenida, y sobre todo, ha tenido bastantes puntos en plan guiños a esos 50 años de Bond, que hasta gente como yo, que no es muy fan del mismo, puede pillar a la primera. Lo cierto es que disfruté mucho de la misma, incluso me llegó a gustar Javier Bardem (actor al que no soporto nada de nada) como malo de la historia, y como ya he dicho, es más que probable que si la cosa sigue así, esta que está aquí vea la próxima, y más si Bond sigue siendo Daniel Craig, que pese a que no me gustaba mucho como actor, ni físicamente, he descubierto que como Bond sí que me lo creo, y sí que me ha gustado.

Espero que con esta reseña de una “no creyente”   a la que al final han conseguido hacer “creer”, aquellos que están como yo estaba antes, le den una oportunidad al agente 007, por lo menos, en lo que respecta a estas tres últimas películas, porque como he dicho, merecen mucho la pena.

Un saludo desde mí Mundo Mundano, donde por fin, el agente más famoso del Imperio Británico se ha hecho un pequeño huequito en mi corazón. 

3 comentarios:

Ignacio Diaz dijo...

la vi, bueniiiisimaaaa

Lana Drown (La Biblioteca Encantada) dijo...

Pues mira, a mí tampoco me gustaron nunca las de Bond, pero "Casino Royale" fui a verla al cine y me gustó tantísimo que me la compré en dvd. Y al contrario que a ti, la segunda no me gustó mucho, el principio con esos pedazo de saltos que parecían superhéroes me pareció demasiado peliculero, y acabé decepcionadilla. A ver la tercera ;)

Amixam dijo...

Pues la tercera te diré, Lanita, que mola mucho, la verdad, así que vete a verla y disfrútala, porque, como dice Ignacio Diaz es bueniiiisima.

Un beso a los dos, y muchas gracias por los comentarios