viernes, 9 de abril de 2010

Peter Pan...

Ayer, después de ir a pincharme el Voltaren para la contractura de mi espaldita, me pase por una papelería en La Laguna, ya que me habían llamado para avisarme de que ya había llegado el libro de Peter Pan de la colección de Cuentos Disney, que había encargado.

Hoy mientras miraba para colocarlo en su lugar, junto a todos los demás, me he puesto a hacer recuento de todas las cosas que he podido conseguir de Peter, que en su mayoría son cuentos.
Después de mirar todo lo que tengo, me he dado cuenta de dos cosas:

1ª – Esto se está convirtiendo en una enfermedad de las grandes.

2º - Deseo poder encontrar todo lo que pueda de Peter Pan y comprármelo.

El problema está en que es muy difícil encontrar cosas de Peter. Siempre es fácil encontrar cosas de Campanilla, y más aun después de la moda estúpida que le dio a todas las chicas, durante una temporada, y también por que parece ser que a las “niñas” solo le interesan las cosas de las princesitas (Cenicienta, Bella, Aurora también conocida como la Bella Durmiente, Ariel también conocida como la Sirenita, Yasmine, etc., mientras que Todo el mundo se olvida del fantástico de Peter.

No sé en que momento se convirtió en mi cuento favorito. A lo mejor fue en el momento en que leí por primera vez la novela de Sir James Matthew Barrie, o después de ver la versión de Disney como unas dos mil doscientas veces, pero lo cierto es que llegó un momento en que me enamoré no solo de Peter Pan, sino de todo el País de Nunca Jamás, y que comencé a odiar a la boba de Wendy, por que de haber sido yo, me habría quedado con Peter y los niños Perdidos sin siquiera pensármelo un segundo.

Y como todos mis post suelen ir ilustrados, creo que este se merece un par de fotos de mi colección, entre la que se encuentran no solo libros, sino comic, muñecos, cartas, bolígrafos, cartas, y hasta una camisa.


Esto es todo por el momento. Si amplio mi colección, os iré informando.

Un saludo desde el Mundo Mundano.

No hay comentarios: