lunes, 10 de septiembre de 2012

Nodame Cantabile...


Muy buenas tardes a todos. Espero que me sepáis perdonar por haber desaparecido sin dar señales de vida el pasado viernes, pero tuve un día bastante ajetreado y sinceramente, no solo que salí de casa a las 08:00 de la mañana sino que además llegue a las 00:30 y estaba tan cansada que lo único que pude hacer fue meterme en la cama.

Hoy, para resarcirme y empezar bien esta primera semana de vuelta a la rutina, os traigo la reseña de un gran dorama. De un dorama tan grande que aun lo recuerdo y me parto de risa. El dorama en cuestión se llama Nodame Cantabile y os puedo decir que desde el primer capitulo hasta el último (sus 11 capítulos y sus 2 especiales), las risas no solo están aseguradas sino que serán tan estrepitosas que hasta tu madre se enganchará y terminareis viéndola juntas.



La serie nos cuenta la historia de Noda Megumi, más conocida como Nodame, una estudiante de piano de la Academia de Música. Aunque es extremadamente talentosa, ya que es capaz de tocar de oído, tiene muchos problemas, tanto a lo hora de interpretar las piezas siguiendo debidamente las partituras, como a la hora de alimentarse, bañarse e incluso mantener limpia su casa. Por otro lado, tenemos a Shinichi Chiaki, el alumno más talentoso de la Academia. Sin embargo, éste también tiene sus problemas, y no solo porque es estudiante de piano, aunque lo que realmente quiere es estudiar para ser Director de orquesta, sino porque su sueño es poder ir a estudiar al extranjero, pero, por culpa de un accidente sufrido cuando era niño, no es capaz de subirse ni en un avión ni en un barco para poder salir de Japón.

La historia comienza precisamente cuando Chiaki se cruza en el camino de Nodame, y esta cae completamente enamorada del joven y trata, por todos los medios de acercarse a él, por mucho que este la rechace y la trate un poco al trancazo.

Conocí esta serie a través de su anime, y lo cierto es que me enganchó enormemente, sin embargo, y debido a un contratiempo, me quedé a medias. Así que imaginad que feliz fui cuando conseguí este dorama, que además, está tan bien recreado (tan fiel al anime y a los pocos tomos que he podido ver del manga) que me enganchó desde el mismísimo comienzo.


Nodame es una serie para reír, pero también hay cosas que te hacen reflexionar, como siguiendo tus sueños, por muy inalcanzables que te puedan parecer, finalmente se llegan a conseguir con perseverancia y ganas.

Además, y como siempre digo, en esta ocasión también tenemos un prota masculino bastante guapillo, que hará las delicias de más de uno a la hora de ver cada uno de los capítulos.



Recomiendo muchísimo este dorama porque, como ya he dicho, son de esos que te van a hacer reír muchísimo.

No hay comentarios: