sábado, 26 de noviembre de 2011

Wonderful Life...

Buenas días a todos. Hoy, aprovechando que aun me dura la euforia post-práctica de conducir, y que aun me río de los chistes del espectáculo de Aarón Gómez, me apetece hablaros de un dorama que también me hizo reír mucho en su momento: Wonderful Life.

El dorama nos cuenta la historia de Han Seung Wan y Jung Se Jin, que se conocen por accidente en un aeropuerto, y por error acaban llevándose cada uno el pasaporte del otro y tienen que volver a encontrarse para devolverse los pasaportes. Finalmente terminan pasando el día juntos, y tras beber mucho, acabaran por pasar la noche juntos. Cuando vuelven a Corea, Jung Se Jin se da cuenta que está embarazada y se va a tener el bebé ella sola. Al cabo de un año la hermana de Se Jin cuenta el secreto a Seung Wan, delante de la familia de éste, y finalmente terminan obligándolos a casarse, y poco a poco, las cosas van complicándose.

La verdad es que el dorama tiene sus momentos, y que unas risas de seguro que te echas. Además, aunque Kim Jae Won, que interpreta a Han Seung Wan, no es muy guapo, siempre tienes al segundo prota masculino, Lee Ji Hoon (interpretando a Min Do Hyun) que aunque tampoco es un adonis, si que tiene cierto toquito que no te deja indiferente.

Lo único malo que diría de la serie, pues que al final se pone un tanto dramática como para ser una comedia, y eso son cosas que me ponen de los nervios. No sé, las series, si son comedias, a mi parecer, no pueden meterte una muerte o una gran desgracia de repente, porque se cargan toda esa magia de la risa. Ya para ver tragedias tengo la vida en si misma señores, así que a mi dadme comedia de las absurdas, de esas que uno se ría por todo y por nada, y dejen los dramones para las telenovelas de la primera.


Pese a todo, recomiendo el dorama, porque es muy bueno, y uno se ría mucho, sobre todo cuando la niña crece un poco, y va soltando “impertinencias” por ahí, las típicas cosas de los niños, que te mueres de la vergüenza si las dice en alto, aunque claro, siempre lo hacen desde la inocencia que les proporciona el ser niños XD.

Bueno, espero que a aquellos que les gusten los doramas, le den una oportunidad a esta, porque lo dicho, se van a reír mucho, incluso al final, final XD.

Un millón de besos desde mi Mundo Mundano, preparándome para luchar contra la estética mañana cuando me siente ante los dichosos apuntes.

2 comentarios:

PetiteÑay dijo...

que brutita eres jaja q ai dramones q son exquisitos mujer ^^

Amixam dijo...

Que no Nay, y menos después del que me contastes el día de la cola en secretaría... yo no estoy echa para dramones, a mi dame chicos guapos (si son mayordomos, mejor que mejor) y dame argumentos un poco tontos (de esos tipicos de las comedias de enrredo de los 60) y seré la persona más feliz del planeta.

Gracias por el comentario guapa.

PD: Alguién más, a parte de yo, se ha dado cuenta de que ya tengo 68 seguidores. SOY MUY FELIIIIIIIZ