martes, 2 de febrero de 2010

光のない

Hasta hace más o menos tres cuartos de hora, llevaba desde las 12 del medio día de ayer sin luz, y no es que me valla a quejar por este hecho, ya que seguro que no soy la peor que ha pasado el temporal (por lo menos yo estaba en mi casita en pijama y sequita), pero lo que si es cierto es que he pensado mucho en lo que uno puede hacer cuando no tiene luz en casa. Obviamente las opciones de ver la tele, estar con el ordenador en internet o escuchar música en la radio quedan totalmente descartadas.

Sin embargo es el momento de sacar a flote no solo tu imaginación para dibujar, escribir (con papel y lápiz, como se hacia antaño), sino también llega el momento para poder ponerse al día con tus lecturas (una de las cosas que más me gustan) a la luz de la velas, hacer tareas atrasadas (nuevamente a la luz de las velas) o incluso, y los más sorprendente en mi caso, sacar del altillo del armario la Game Boy Color que tus padres te regalaron hace miles de años, cuando aun te regalaban cosas por aprobar el curso, y sacar esos juegos que tenias olvidados.


Entre partida y partida de tu padre, tu también te echas un vicio, y aparte de un Super Mario Bros, el juego más importante y con el que más disfrutas es con el Tetris, como no.

Y así es como he pasado yo estos dos días a oscuras, con mi libro de “Artemis Fowl: Y su peor enemigo” (el último de una colección de libros que realmente adoro, y que recomiendo leer, y su novela grafica también), unas risas con la family, unas llamadas telefónicas y unas grandes partidas al Tetris, intentando picarte con un padre que es todo un experto en el tema de tirar cohetes.

Y para terminar, un video de los Simpson y el Tetris. Me encanta este video, el único inconveniente, que no lo he encontrado ni en doblaje original ni en español, solo es latino, pero aun así, se ve la esencia. Disfrútenlo.



Un saludo desde las tierras mundanas, ahora otra vez con luz.

No hay comentarios: